Mostrando entradas con la etiqueta Sally Mackenzie. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sally Mackenzie. Mostrar todas las entradas

miércoles, 1 de junio de 2016

Sally MacKenzie - Serie Loves brides 00´5,1,2

00.5 - Nunca es tarde si la dicha es buena 
Hace ya veinte años desde que lord William Wattles posó por primera vez sus ojos en Annabelle Frost. Sin embargo, sus rasgos permanecen fielmente en su memoria: su belleza etérea, su inteligencia aguda, lo moderno de su actitud ante el amor… y su sensualidad. Pero Belle fue señalada por resultar «ligera de cascos», lo que no dejó a su padre otra opción que enviarla lejos para no mancillar la reputación de la familia. Ahora se ha
instalado en la casa para solteronas de Loves Bridge, un lugar donde una mujer soltera puede vivir en paz y, más concretamente en el caso de Belle, mantenerse a sí misma trabajando como bibliotecaria.
¿Acaso la hermosa y apasionada dama ha acabado por renegar del matrimonio? William no puede entender cómo una mujer como la que conoció un día acabe así. Cuando el destino le lleva a Loves Bridge, aquel amor que tanto añoraba vuelve a sus brazos. ¿Valdrá la pena dar rienda suelta a su inquebrantable deseo a pesar del terrible escándalo que les
señalará? Desde luego.

01 - El fruto prohibido es el mas apetecido
 La señorita Isabelle Catherine Hutting es de las que prefieren echarse a descansar un rato en la biblioteca antes que andar dando vueltas por el salón de baile en busca de un marido. Así que cuando se entera de que hay una plaza libre en la casa para solteras del pueblo, decide dejar atrás toda esa historia del matrimonio. Pero para ingresar, tiene que hablar antes con el propietario de la casa, Marcus, duque de Hart: el hombre más atractivo que nunca haya visto, y el único que ha conseguido impresionarla, al menos un poco… Con su ingenio, su espíritu independiente y su belleza —eso también—, Marcus no puede evitar sentirse atraído por Cat. Lo triste es que no está pensando precisamente en casarse, y menos con la maldición que su familia arrastra desde hace siglos: «Ningún duque vivirá lo suficiente como para ver nacer a su heredero». Pero ¿habrá alguna posibilidad de romper dicha maldición —como pasa en los cuentos de hadas— con un acto de amor verdadero?

02 - Quien siembra vientos recoge tempestades
 La señorita Anne Davenport no tiene más que dos opciones de futuro: la primera, quedarse a vivir una vida triste y gris en casa de su padre junto a la que pronto será su madrastra; la segunda: irse a vivir a la casa para solteras de Loves Bridge… si su amiga Cat abandona sus principios y se casa con el duque de Hart, dejando su plaza libre. Para lograrlo, utilizará sus habilidades como cotilla y hará correr el rumor de una cita secreta entre ambos, puede que eso ayude… Pero el cabezota del primo del duque supone un obstáculo. Un obstáculo ridículo y muy persuasivo…
Nate, marqués de Haywood, se ha pasado la vida pendiente del duque, preocupado por la maldición familiar. Sabe que la única manera de mantenerlo con vida es que permanezca soltero. Lo que significa que debe convencer a la intrigante señorita Davenport de que puede usar los labios para algo mucho mejor que para difundir cotilleos. Para besar, por ejemplo. Y es que quien siembra vientos… La verdad, el marqués se está empezando a plantear que tiene un futuro mucho mejor para la señorita Davenport, un futuro que no tiene nada que ver con quedarse en la casa para solteras de Loves Bridge, sino… a su lado.

sábado, 31 de octubre de 2015

Sally MacKenzie - Serie La duquesa del amor 01 - Una novia para lord Ned

«¡Haz sitio en tu estantería para la serie de La duquesa del amor de Sally MacKenzie!» Elizabeth Hoyt, New York Times bestselling author «Lo que me gusta más de Sally MacKenzie es su habilidad para crear historias y personajes complejos con un poco de humor. Este fue otro libro que no pude parar de leer hasta la última página.» A.K. Lindsay. Goodreads «En tres palabras: divertido, romántico e intrigante.»

domingo, 9 de agosto de 2015

Sally Mackenzie - Serie La Duquesa Del Amor 03 - Una esposa para lord Ash

Kit, marqués de Ashton, está metido en un lío. Se casó joven y por amor, qué romántico. Se dio cuenta de su error el mismo día de la boda y ahora le han endilgado una esposa en la que no se puede confiar.
Jessica sabe que ha puesto en peligro su matrimonio, aunque haya sido inocentemente. Bien, ya ha tenido bastante de encuentros accidentales con caballeros desnudos y echa de menos tener la oportunidad de explicar lo sucedido a su marido. Ha llegado el momento de levantar el ánimo y recuperarle como sea.

miércoles, 8 de abril de 2015

Sally Mackenzie - Serie La Duquesa del amor 02 - Una sorpresa para Lord Jack


Frances Hadley ha sacado adelante la hacienda familiar ella sola durante años. Así que, ¿por qué no puede reclamar su propia dote? Para conseguirla, decide viajar a Londres y meter en la cabeza de su hermano y del administrador un poco de sentido común. Sin embargo, para una mujer joven y guapa un viaje así resulta peligroso por lo que Frances se disfrazará de hombre para tener algo menos de lo que preocuparse.


         Jack Valentine, el tercer hijo de la famosa duquesa del Amor, no deja de esquivar a jovencitas insistentes. Por suerte, en la posada encuentra una habitación libre: lo único es que tendrá que compartirla con un joven pelirrojo bastante entretenido. Tal vez ambos deberían cabalgar juntos hasta llegar a Londres. ¡Eso le libraría del melodrama casamentero que le ha organizado su madre!

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Sally MacKenzie - Serie Nobleza al Desnudo del 00 al 08


00 - EL LAIRD DESNUDO
La fiesta en casa del vizconde promete ser una de las mejores de la temporada, y lord y lady Kilgorn están encantados de asistir.
Ojalá este matrimonio separado se hubiera dado cuenta de que ambos estaban invitados, y que se les había asignado el mismo dormitorio…












01 - EL DUQUE DESNUDO
Sofisticada. Escandalosa. Definitivamente, la señorita Sarah Hamilton, una buena chica de Filadelfia, encuentra a la sociedad londinense completamente impactante. ¿Cómo es posible que haya despertado de su inocente sueño al lado de un atractivo –y completamente desnudo– hombre? Las risas de los molestos espectadores detrás de la puerta no son de ninguna ayuda y está completamente convencida de que ese lunático no puede ser un duque... ¡tal y como afirma ser! Está comprometida... ¡pero ni por todo el oro del mundo se casará con él! James, Duque de Alvord, está encantado ante su inesperada compañera de cama –y nada atemorizado por su femenina furia. Ciertamente las circunstancias y el lugar en el que se han conocido son excepcionales, pero esa salvaje americana –que no hace más que aporrear su almohada– es una auténtica belleza. Si Sarah se limitase a escuchar su razonable explicación de lo que ha sucedido, seguro que conseguiría cautivar su corazón... para siempre.



02 El Baron Desnudo
Nueva en la sociedad londinense y bastante… patosa… Lady Grace Belmont prefiere esconderse tras una palmera que bailar con un hombre al que no conoce. Pero el barón Dawson está buscando esposa. Las generosas curvas de Grace y su notable altura no le intimidan en absoluto. De hecho, sería más acertado describir su reacción como «lujuriosa» a la encantadora recién llegada.
Antes de que Grace tenga tiempo siquiera de pararse a pensar, se encuentra en sus brazos, cometiendo una indiscreción tras otra. El diabólico atractivo del barón, por no mencionar sus espléndidos músculos, son sencillamente imposibles de resistir. Su amada tía y carabina le aconseja que tenga paciencia, pero Grace no está dispuesta a hacerle caso y menos cuando el apuesto barón le susurra cosas tan deliciosas al oído...



03 - EL MARQUÉS DESNUDO
A la hora de proponer matrimonio Charles Draysmith era tan romántico como los fríos páramos de Diciembre. Puede que Emma Peterson fuera la hija de un simple vicario, y que él sea el nuevo Marqués de Knightsdale, y puede que quisiera casarse con ella para tener que evitar buscar una prometida entre las insulsas damas de la sociedad. Pero el colmo de los colmos llegó cuando tuvo la osadía de decirle lo mucho que iba a disfrutar "haciéndola" un heredero... y es que hay cosas que una dama no puede permitir. Las mujeres tienen ese "algo" que consigue atraer la atención de un hombre. Puede que su propuesta carezca de gracia, se dice a sí mismo Charles. Pero es la solución perfecta: él consigue una esposa, sus pequeñas "cargas" consiguen a la madre que tanto necesitan, y Emma obtiene una vida segura y una buena posición en la sociedad. ¿Lo ves? Así de simple. Práctico. Sensat... -¡oh no!, no me lances la figura de porcelana... Vale, lo mejor es que le confiese la verdad para calmarla. Y la verdad es que está loca y completamente enamorado de ella.

04 - EL CONDE DESNUDO
Cuándo un conde desnudo trepa a través de la ventana de su dormitorio, Lady Elizabeth Runyon hace lo que toda dama de buena cuna debe hacer: gritar. Muy alto. Y entonces... bueno... Lizzie está harta de hacer siempre lo correcto. Quiere ser atrevida. Más aún si cabe, quiere ser licenciosa. Así que esta vez no se pondrá su camisón, esta vez será absolutamente descarada. Robert Hamilton, Conde de Westbrooke, no tiene intención alguna de ser llevado al altar a través de un engaño por una mujer detestable, y si para ello tiene que escapar desnudo trepando por un tejado... pues vale... lo hará. Gracias a Dios hay una ventana abierta -así como una desnuda, algo borracha y atractiva Lady Elizabeth esperándolo. ¡Virgen Santa! Si los pillan en ese estado tendrá que casarse con ella. Pero, de pronto, la idea le parece deliciosa... y la tentación de su cuerpo, irresistible.
05 - El Vizconde Desnudo

La verdad desnuda…
Después de ocho temporadas en Londres, la señorita Jane Parker-Roth está deseando abandonar la tediosa búsqueda de marido a favor de intereses más excitantes. De modo que cuando se encuentra a un intruso en casa de su anfitrión, no está dispuesta a dejar escapar al sinvergüenza. Hasta que descubre que está forcejeando con un Vizconde, Lord Motton, un aristócrata con el que no le importaría encontrarse en la oscuridad. Y cuando hacen añicos una escandalosa estatua del dios Pan, los problemas no han hecho más que empezar…
Motton estaba buscando unas pruebas incriminatorias, pero las impactantes pistas dentro de la estatua desnuda, distan mucho de lo que esperaba. Lo mismo puede decirse de Jane, quien demuestra tener talento para interferir en sus asuntos. Y cuando su búsqueda se vuelve un tanto inapropiada, descubre que la impetuosa señorita Jane también tiene un gran talento para esas cosas…

06 - EL CABALLERO DESNUDO
John Parker-Roth no puede creer que el matrimonio sea un requisito necesario para alcanzar la felicidad. Preferiría dedicarse a sus intereses en la horticultura, pero si algún día encuentra una mujer que comparta su pasión por las flores, una mujer juiciosa y sosegada, podría reconsiderarlo. Sin duda la encantadora joven que le ha caído en el regazo no es dicha mujer, pues no posee ninguna de tan admirables cualidades. No obstante, la señorita Margaret Peterson tiene muchas cosas a su favor. Para empezar, es una auténtica rosa inglesa, que adquiere un delicioso tono rosado cuando se ruboriza. Y no está totalmente vestida. Su carnosa boca suplica ser besada. Ojalá no se moviera de ese modo tan....¡Ay, Dios! John no puede ignorar la repentina visión de tenerla en su cama, pero debe hacerlo. «¿Qué?» ¿De veras le está pidiendo Meg que la bese? Vaya, vaya, vaya. John Parker-Roth es un caballero de la cabeza a los pies. Y no puede negarse a cumplir la petición de una dama...

07 - El príncipe desnudo


Dentro de la Antología "Una invitación para pecar"

Josephine Atworthy está escandalizada por lo que ocurre durante las fiestas que se celebran en casa de su rico vecino. Mejor dicho, horrorizada. Pero el recatado encanto de Jo, cautiva a un misterioso noble, que le pide un beso… y luego otro. Y en un abrir y cerrar de ojos los dos caen en las profundas redes del amor.








08 - El Rey Desnudo

Una indiscreción fue sólo el principio...
El ligero exceso de una noche - oh, está bien, él estaba muy, muy borracho - es la razón por la que Stephen Parker-Roth se ve obligado a casarse y así evitar un escándalo. Aunque su "indiscreción" es preciosa, una belleza pelirroja bajo un horrible sombrero pasado de moda. Pero enseguida empieza a sentirse complacido por su compromiso con esa excelente candidata a esposa - y por anticipar las travesuras que van a realizar antes de la boda...
Lady Anne Marston hace mucho tiempo que no piensa en nada que tenga que ver con la idea del matrimonio. Ese es el precio que tiene que pagar por los errores de su pasado. Pero una breve conversación con un atractivo granuja, no debería haber provocado que se viera envuelta en un compromiso falso. Incluso, aunque él no le hubiera dado ese impresionante beso... a plena luz del día... al lado de la casa de la mayor cotilla de Londres. Ahora, atrapada entre el secreto y la mentira, Anne tiene que encontrar la manera de alejarse de ese seductor y enloquecedor hombre, antes que Stephen descubra la verdad - o pierda su corazón por él...

martes, 15 de octubre de 2013

Sally MacKenzie - Serie La Duquesa del amor (Precula) 00 - La duquesa del amor




Era un día muy caluroso y a Venus Collingswood le apetecía darse un baño en el estanque. pero no quería que se le mojara el vestido. Total, ninguno de los habitantes del pequeño Little Huffington iba a pasar por ahí. Además, ese era el entorno perfecto donde pergeñar un plan para que su hermana Afrodita, un ratón de biblioteca, conociera y se enamorara del nuevo duque de Greycliffe, que llegaría a tomar posesión de sus tierras dentro de una semana.
Andrew Valentine, duque de Greycliffe, jamás se imaginó que llegar una semana antes de lo previsto a su casa levantara tanto revuelo. El ama de llaves le confunde con su primo. En realidad, tener la oportunidad de no ser duque por un tiempo le apetece. Puede servirle para interrogar a la encantadora y pequeña ninfa a la que ha descubierto nadando en su estanque… eso si es capaz de articular una sola palabra.