Mostrando entradas con la etiqueta Ramiro Pinilla. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ramiro Pinilla. Mostrar todas las entradas

domingo, 26 de enero de 2014

Ramiro Pinilla - Serie Samuel esparta 02 - El cementerio vacío

El cementerio vacío, de Ramiro Pinilla, autor de otras obras de éxito como Verdes valles, colinas rojas 1: La tierra convulsa o Aquella edad inolvidable, es una sorprendente novela negra ambientada en el País Vasco de la posguerra, el segundo caso del librero y detective Samuel Esparta, un detective entrañable que se sale de los clichés habituales de la novela policiaca. El primer título de la serie, Sólo un muerto más, fue un gran éxito de ventas. La novela trata temas y situaciones (historia de la España del siglo XX) de una manera muy cercana a los lectores. Conecta con los recuerdos de varias generaciones. El cementerio vacío confirma que Ramiro Pinilla es también un excelente escritor policiaco, capaz como pocos de mantener la intriga en el Getxo de la posguerra, el territorio ya mítico de toda su obra narrativa.

En medio de una romería, los vecinos de Getxo descubren el cadáver de la joven y hermosa Anari, y sobre ella, gritando desesperado, a un joven del otro margen de la Ría. Al día siguiente, en la librería de Sancho Bordaberri, alias Samuel Esparta, entran dos niños dispuestos a dar sus ahorros para contratar sus servicios como investigador privado: quieren demostrar que el sospechoso es inocente. Samuel descubrirá que fueron muchos los que vieron a Anari la noche fatídica, y que el caso se complica porque sus pesquisas se cruzan con las del comisario de la policía Político-Social. Por si fuera poco, se dará de bruces con una persistente leyenda popular sobre los cementerios costeros, que vierten sus cadáveres al mar, donde tal vez los amantes vivan juntos en la eternidad.

«Es todo un lujo tener a un Ramiro Pinilla publicando ficción cada pocos años.» Carles Barba, La Vanguardia

«Un novelista mayor. Pinilla es de los pocos novelistas que seguirán contando dentro de varios decenios.» Ricardo Senabre, El Cultural

Ramiro Pinilla - Los cuentos


Este libro reúne, revisados y en su edición definitiva, los dos únicos volúmenes de cuentos de Ramiro Pinilla, Recuerda, oh, recuerda (1975) y Primeras historias de la guerra interminable (1977). De escasa circulación en su momento e inencontrables desde hace años, esos dos volúmenes no pasaron del todo inadvertidos, pues algunos de los relatos fueron seleccionados en antologías con los mejores cuentos de la literatura española del siglo XX. Y es que contienen, sin duda, algunas de las páginas más luminosas y conmovedoras del autor.
Como en las leyendas fundacionales, los primeros relatos parten de un mundo primigenio y mítico (y no menos irónico), en el que las tribus originarias, los Baskardos, deciden su nombre al oír el fragor de las olas contra los acantilados y, como orgullosos "hombres de madera", se resisten al progreso y los inventos técnicos. Sus herederos protagonizan otras historias, de resonancias fabulosas, en las que trafican con ballenas varadas y descubren mujeres hermosas que parecen sirenas. O asisten a otros hitos significativos en la historia de su pueblo, como la irrupción de un ejército de llamas traídas de América, a cuyo jefe de la manada se intenta dar caza como un emblema de la libertad. O son testigos del destino del más poderoso de los "hombres de hierro", entregado en cuerpo y alma a los altos hornos. Todo se detiene en la segunda parte, en las escenas de una "guerra interminable", que condena a los personajes a la represión y el dolor, de los niños que asisten a la humillación de sus mayores, o de los maestros o incluso los jugadores de fútbol, que nadie está dispuesto a reconocer. En el tono mítico o en el realista, los dos libros muestran, a modo de embriones anticipatorios, algunos de los nudos narrativos de la deslumbrante trilogía Verdes valles, colinas rojas. Y descubren la poderosa imaginación y la diestra versatilidad de un narrador de talla excepcional, que ya en estos libros supo con clarividencia que estaba construyendo un universo propio, inagotable y autosuficiente: un Getxo en el que se condensaba y cifraba la historia de todo un país.

viernes, 15 de febrero de 2013

Ramiro Pinilla - Trilogía Verdes Valles, Rojas Colinas 1,2,3

 «La publicación en 2004 y 2005 de Verdes valles, colinas rojas, una excepcional trilogía compuesta por La tierra convulsa, Los cuerpos desnudos y Las cenizas del hierro –Premio Euskadi, Premio Nacional de la Crítica y Premio Nacional de Narrativa– devolvió a Pinilla a la palestra y descubrió a muchos que se trataba de uno de los grandes escritores contemporáneos.»

01 - La Tierra Convulsa

Ambicioso fresco sobre la historia reciente del País Vasco, saga y la vez retrato de un microcosmos realista y mágico que es el pueblo de Getxo, Verdes valles, colinas rojas es la gran novela sobre la colisión entre un mundo que cambia y un pueblo que se resiste a todo cambio. La historia arranca a finales del siglo XIX con el enfrentamiento entre Cristina Onaindia, aristócrata casada con el rico industrial Camilo Baskardo, y Ella, una ambiciosa y astuta criada sin nombre que pone en peligro todos los valores tradicionales cuando anuncia que espera un hijo ilegítimo. Esa rivalidad prolongada durante décadas y que marca la historia de Getxo es comentada por dos figuras protagonistas: don Manuel, anciano maestro, y Asier Altube, su discípulo predilecto, que rememoran los meandros y ramificaciones de otras muchas historias derivadas de éstas, como la de Roque Altube, primogénito de un caserío enamorado de una agitadora socialista, o la de los niños Baskardo, que vivirán en su propia piel la locura aranista de la madre.


02 - Los cuerpos desnudos

Moisés Baskardo vuelve de Ceilán completamente trastornado y quiere casarse todavía con Andrea, su amor adolescente. Alterna momentos en que abraza la causa nacionalista, con otros de iluminado dispuesto a fundar un nuevo orden. Conseguirá convencer a sus hermanos Josafat y Fabiola para retirarse juntos a Oiarzena, un caserío derruido donde poner en práctica una vida libre y sin prejuicios. Pero el pansexualismo de la comuna acabará gestando una tragedia shakespeariana de la mano de Flora, la hija de Fabiola y Roque. Entretanto, en pleno ascenso económico, Efrén y su madre siguen empeñados en que el imperio de los Baskardo pase a manos de Cándido, los empresarios del hierro auspician la Hermandad de Obreros Vascos, un equívoco sindicato nacionalista, y prosiguen las disputas sobre el mostrador de la Venta, reclamado por la Iglesia. Un hirviente microcosmos de vidas entretejidas con la Historia que se verán sacudidas de manera irreparable por la Guerra Civil, contada aquí en páginas memorables.


03 - Las cenizas de hierro

Tras el relato impresionante de la guerra vivida en las trincheras, de los bombardeos y la desbandada general ante las tropas franquistas, que toman Bilbao, el volumen arranca con el complot de los industriales vascos, en el que participa Camilo Baskardo, para traicionar a la República y entregarse a Franco. Los habitantes de Getxo conocen la posguerra dos años antes de que acabe la guerra, y la viven como una época oscura de represión y sometimiento. Son las nuevas generaciones, entre ellos Asier, que estudia en Bilbao, y Océano, criado entre anarquistas y nacionalista, quienes ofrecen una resistencia sorda que poco a poco se revelará violenta. Para ellos el nuevo régimen se hace intolerable en tanto ahonda la injusticias. Las cenizas del hierro revela no sólo el origen enigmático de dos de las protagonistas de la novela, Ella y Magda –cuyos hijos han logrado usurpar las herencias de las grandes familias–, o las razones profundas que les llevaron al ensalzamiento del Mostrador –con su carga simbólica–; es también la parte donde los ambiciosos planes expansivos de los hombres de hierro viven su momento de esplendor y declive, su derrumbamiento final. Los últimos representantes
de las familias de la novela acaban arrastrados por la Historia, mientras se produce el primer asesinato de ETA en el País Vasco, que hará de la convivencia un permanente conflicto irresoluble.