Mostrando entradas con la etiqueta Pedro Santamaria. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pedro Santamaria. Mostrar todas las entradas

martes, 20 de enero de 2015

Pedro Santamaria - Peña Amaya


Año 572. Después de sus exitosas campañas contra los bizantinos en el sur, el rey visigodo Leovigildo pretende unir bajo sus leyes toda Hispania y, para ello, deberá marchar con sus huestes hacia el norte. Allí se asientan el reino germánico de los suevos, las temibles tribus vasconas y, entre ambos, el estado embrionario de los cántabros, que se mantiene independiente gracias a la inexpugnable ciudad de Amaya.

Tomás, un monje cántabro que en otro tiempo fue guerrero, tendrá que enfrentarse a su pasado y a su hermano mayor, Necón, que será el encargado de defender Amaya, y con ella Cantabria, del rodillo visigodo.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Pedro Santamaria - Okela

  Ante esta situación, los diferentes gobernantes griegos se reúnen para buscar una alianza que les permita impedir la invasión, pero el Oráculo de Delfos envía un mensaje claro a los espartanos: deben buscar las fuentes del «Nilo de Occidente» para fundar allí una nueva Esparta. Okela será de nuevo el elegido para realizar dicha misión. Junto con trescientos hombres más, deberá abandonar Grecia y dirigirse al Oeste en un viaje hacia lo desconocido.
  Los aventureros se verán así envueltos en la lucha entre Siracusa y Cartago, sufrirán los envites de un mar tormentoso y arribarán a las costas de Iberia, donde encontrarán tribus bárbaras que se opondrán a su búsqueda, mientras intentan seguir el cauce del Ebros y crear una nueva nación en el corazón de aquel territorio inhóspito.
  Pedro Santamaría se descubre como un gran narrador, tejiendo una novela trepidante que se sumerge en la Historia para dar una explicación sorprendente sobre el origen de los cántabros.

 Una vez que han conquistado toda Asia, los persas amenazan ahora a la Hélade con un ejército como nunca antes se había visto. Okela, uno de los generales espartanos, es enviado para comprobar si los informes que llegan a Grecia son ciertos, y se encuentra con que el ejército del rey Jerjes es invencible.