Mostrando entradas con la etiqueta Nicolas Moriarty. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nicolas Moriarty. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de abril de 2015

Nicolas Moriarty - Calima

El robo del museo Gardner en Boston en 1990 fue y sigue siendo la mayor sustracción de obras maestras del mundo moderno. Veintisiete años más tarde (2017), Darío se dispone a pasar el verano en que estrena su mayoría de edad castigado en la ciudad donde su padre vive con su flamante nueva esposa, Santander.
Comienza así una historia de amor y verano, que, como suele suceder con el mes de agosto, nunca sabes muy bien cómo va a terminar. En este caso, con un desenlace de thriller policíaco. Igual que alguno de sus personajes, el autor duda entre dedicarle más páginas a la historia de amor que a la trama criminal que parece surgir del fondo de las páginas. Y, como a sus personajes, un poco de decisión le hubiese hecho las cosas más fáciles. Aunque a posteriori lo que es más fácil es convertir esto en una crítica. Los sospechosos de la trama criminal son al principio tan ligeros como esta. A medida que avanza el libro, el amor y la intriga intercambian sus papeles y es el corazón el que empuja a las mentes a actuar.
Esta novela es su contenido, no tiene envoltorio que nos distraiga. Sus personajes son como son su verano, igual de rápidos, de ágiles, de no vistos. Los objetivos y razonamientos de Darío son propios de alguien de su edad. Y así con todos los perfiles, a excepción quizás de la madrastra del propio Darío: la culpa de todo en esta vida por ahora no es de la MTV, y un poco sí de los padres.
Padres e hijos y amantes. Ríos y puentes levadizos que unos levantan y otros intentan atravesar. Medias verdades que deben vadearse y mentiras que se vuelven imposibles de ser navegadas.