Mostrando entradas con la etiqueta Nan Ryan. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nan Ryan. Mostrar todas las entradas

martes, 24 de marzo de 2015

Nan Ryan - Corazon de oro

Kate Quinn llegó a Fortune, California, con poco más que la escritura de propiedad de una ruinosa mansión victoriana y el derecho de explotación de una mina de oro abandonada. Pero una mujer bella y sola en una ciudad de mineros aguerridos y solitarios era también sinónimo de problemas.  El sheriff Travis McLoud ya tenía demasiadas cosas de las que ocuparse en Fortune sin tener que cuidar de una mujer testaruda e independiente como la señorita Kate. Pero cuando aquel sospechoso desconocido empezó a mostrar tanto interés en ella, Travis supo que debía protegerla.Kate estaba demasiado ocupada buscando el brillo del oro como para prestar atención a las exageradas advertencias del sheriff. Pero no pudo evitar que invadiera sus sueños y le demostrara que quizá alguien tan rudo como él tuviera más que ofrecerle que un caballero de buena familia…

sábado, 25 de mayo de 2013

Nan Ryan - La ciudad perdida

Ellen Cornelius sabía muy bien quién era el señor Corey: un timador sin escrúpulos, un sinvergüenza dispuesto a despojar a su anciana tía de su fortuna. Sin embargo, era incapaz de resistirse a su provocativo encanto. Steve Corey ponía a prueba la reserva de Ellen haciéndole insinuaciones que un caballero jamás haría a una dama. Le encantaba enfurecerla y dejarla perpleja. Se había convertido en el misterioso seductor de sus sueños, y había envuelto en un torbellino de éxtasis a una mujer solitaria y sencilla que había padecido muchos desengaños y decepciones en la vida. Corey se había propuesto seducir a Ellen sin imaginar que su propio corazón se estaba dejando cautivar por ella.

domingo, 6 de enero de 2013

Nan Ryan - Mi querido enemigo


Suzanna LeGrande había perdido a su prometido, a su hermano y su hogar por culpa de la guerra y del ejército de la Unión. Y ese dolor fue lo que la llevó a convertirse en espía para los Confederados. La misma mujer que había sido una mimada jovencita sureña utilizó sus encantos para adentrarse en la alta sociedad de Washington… y caer en los brazos del contraalmirante Mitchell B. Longley del ejército de la Unión. Suzanna sedujo, utilizó y amó a aquel poderoso caballero.

En el calor de la pasión, Suzanna llegó a olvidar que Mitch era su enemigo y, además del cuerpo, le entregó también el alma, pero eso no evitó que Mitch lo perdiera todo: su rango, sus hombres y quizá también la vida. Suzanna dejó atrás un hombre destrozado.Pero su gran amor, su querido enemigo, iba a demostrarle que él también sabía cómo jugar al dulce juego de la venganza...

Nan Ryan - La heredera perdida


Ella no recordaba nada de lo que le había ocurrido antes de ser capturada por los apaches y quedar después bajo la tutela de un convento. Pero de pronto le dieron un nombre, un pasado y, lo más importante, un futuro. Anna Regent Wright, heredera de Regent, había vuelto por fin a casa.
Brit Caruth no tenía la menor duda de que Anna era una impostora. Pero a medida que el calor del verano se hacía más intenso, también lo hacía otro calor muy diferente. La bella desconocida ejercía un increíble efecto en su cuerpo, pero jamás le permitiría acceder a la herencia que los Regent le habían prometido a él durante tanto tiempo.

Nan Ryan - Duquesa por un Dia


Ante la tentación de vivir una vida que sólo habría podido imaginar, Claire Orwell decidió hacerse pasar por la sofisticada duquesa de Beaumont cuando la confundieron con la alegre viuda. Y qué mejor manera de hacerlo que seducir al hombre más deseado de Saratoga Springs... Para ello, la inocente joven iba a tener que hacerse la difícil.
El rico e increíblemente atractivo Hank Cassidy jamás se había sentido tan cautivado por una mujer. La primera vez que la vio, supo que tenía que hacerla suya. Pero la duquesa no era una conquista fácil y Hank se metió en un intrincado juego de seducción...
Hasta que la pasión fue convirtiéndose en amor y ambos descubrieron que se arriesgaban a perder mucho más de lo que habían creído...

Nan Ryan - Amor Sin Fronteras


Aquel desconocido podía ser la repuesta a todos sus males, pero acogerlo bajo su techo entrañaba no pocos riesgos. Abiertas aún las heridas de la guerra de Secesión. Helen Courtney sabe que de nada sirve lamentarse. Ha perdido a su marido y toda su fortuna, pero aún le quedan las tierras. Sin embargo ella sola no puede levantar su hacienda, y cuando un capitán norteño llama a su puerta buscando trabajo, no se lo piensa dos veces. Juntos luchan contra la abierta hostilidad del resto del pueblo, y pese a su mutuo respeto no tarda en saltar la chispa de la pasión.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Nan Ryan – Entre dos Mundos


Shanaco era orgulloso pero tenía un gran corazón, por eso quiso cumplir el último deseo de su abuelo y llevara su reducida tribu de Comanches a la reser­va de Fort Sill, Oklahoma, donde estarían a salvo. Él prometió quedarse sólo el tiempo necesario para asegurarse de que su gente sería tratada como merecían, hasta que vio a aquella belleza pelirroja. La rebelde y testaruda Maggie Bankhead había abandonado la seguridad de su hogar para emprender una aventura en el Oeste. Y resultó que enseñar inglés en la reserva era lo más gratificante que había hecho en su vida. Por eso prometió que­darse en Fort Sill para siempre, hasta que conoció al guapísimo guerrero con piel de bronce y unos ojos plateados capaces de adentrarse en su alma.

 

Nan Ryan – El Escándalo de la Señorita Howard


El muchacho que se había marchado hacía veinte años para luchar junto al ejército confederado era un pobre ingenuo que había perdido todo lo que tenía: la mujer que había jurado esperarlo, el amigo que lo había traicionado... Ahora había vuelto para recuperar lo que le habían arrebatado: su corazón, su alma, todo su mundo.

Laurette Howard también había perdido la inocencia del modo más doloroso cuando le había llegado la noticia de que el hombre al que amaba había muerto en la guerra. Después de casarse con alguien a quien no quería, se conformaba con ayudar a los demás porque sabía que nadie podría curar su pobre corazón roto.

Fue entonces cuando volvió Sutton Vane y puso del revés su mundo y despertó el deseo que tanto tiempo llevaba dormido. No pudo hacer otra cosa que rendirse a una pasión que traería el escándalo a su vida...

Nan Ryan – Marietta la Seductora


Marietta Stone tenía muchos sueños: cantar ópera, ser famosa y viajar por el mundo. Quizá su rico benefactor fuera demasiado protector, pero eso era sólo un pequeño inconveniente que merecía la pena soportar para alcanzar su glorioso futuro.

Un futuro que no incluía ser secuestrada por Cole Heflin, un implacable conspirador que tenía la intención de llevarla al lugar al que había jurado no volver: su casa.

Cole jamás había conocido una mujer que no le gustase o que no estuviera encantado de amar, y Marietta no era diferente en eso, pero no estaba dispuesto a darle la satisfacción de enterarse de lo que sentía por ella. Tenían muchos kilómetros por delante de camino a Texas y varios hombres les seguían la pista. Sin embargo, el mayor peligro era el de dejarse caer en la tentación de la traviesa Marietta.

viernes, 1 de junio de 2012

Nan Ryan - El amante de la condesa

Mientras el transatlántico empezaba a hundirse, dos extraños saboreaban sus últimos instantes de vida haciendo apasionadamente el amor. Igualando la furia del huracán que sacudía al buque, la condesa Madeleine Cavendish se entregaba a un criollo guapo como el mismísimo diablo... incapaz de imaginar un destino peor que el de la muerte... incapaz de imaginar que sobreviviría. Una vez en Nueva Orleans, junto a su prometido, Madeleine intentó olvidar al amante que la hizo caer en la tentación. Pero intentar olvidar a un hombre como Armand de Chevalier era imposible. Sobre todo si él aprovechaba cada oportunidad que se le presentaba para recordarle los momentos que habían compartido. Cuando una red de engaño empezó a tejerse a su alrededor, Madeleine recurrió a él, a pesar de haberse jurado que nunca lo haría. Tendría que correr el riesgo de rendirse de nuevo a una pasión que podría arruinar su vida… y hacerla la mujer más feliz del mundo...