Mostrando entradas con la etiqueta Michelle Rowen. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Michelle Rowen. Mostrar todas las entradas

miércoles, 15 de enero de 2014

Michelle Rowen - Serie Mordiscos Inmortales 01,02,03

01 Mordiscos de amor
«Querida mamá: Puede que llegue un poquito tarde a la boda de la prima Missy. He tenido una semana terrible. ¿Te acuerdas de la cita a ciegas de la que te hablé? Pues resulta que era con un demonio auténtico quien, para colmo, me mordió. Después, unos cazadores de vampiros empezaron a perseguirme por toda la ciudad y… bueno, lo mejor de todo es que he conocido a alguien fantástico. Es sexy, tiene seiscientos años y tendencias suicidas. Pero hemos llegado a un trato: él me va a explicar cómo funciona el mundo de los vampiros y yo, a cambio, le ayudo a poner fin a su eterna existencia. O quizás le convenza para que siga viviendo a mi lado. Quizás lo veas un poco complicado así de entrada. Pero piensa en lo mejor: puede que consiga ir a la boda de la prima Missy con pareja. No me digas que eso no te haría ilusión…
Tu hija que te adora: Sarah».



02 Vampira y estupenda
Me llamo Sarah Dearly y tengo un problema muy gordo. El mes pasado la peor cita a ciegas del mundo me convirtió en vampira. Desde entonces y por completa casualidad, me he visto metida en una guerra entre unos chupasangres más bien pacíficos y un puñado de cazavampiros antisociales que me llaman la Asesina de Asesinos. Mientras tanto, mi guapísimo novio de seiscientos años, Thierry, parece que pasa de mí, y mi amigo vampiro Quinn, que está como un tren, intenta convertir mis clases de defensa personal en sesiones de meter mano. Así que, ¿sabes? Se acabó. Ya he tenido bastante. Ha llegado el momento en el que la vampira siga adelante y luche por lo que quiere. Pero primero tendré que averiguar cuáles son mis deseos.



03 La dama y el vampiro
Ella pelea...
Janie Parker es una asesina sobrenatural que no eligió ese puesto pero, ¿qué puede hacer una chica cuando las cosas le vienen dadas? Ahora, lo único que se interpone entre ella y la decapitación a manos de su infernal jefe es un artefacto mágico llamado «El Ojo». Para conseguirlo, todo lo que Janie tiene que hacer es encontrar a un oscuro e inquietante vampiro llamado Michael Quinn y hacerse con él. Fácil, ¿no creéis? Lo que pasa es que si Quinn continúa besándola de esa forma es muy probable que Janie termine perdiendo algo más que la cabeza.
Él muerde.
El antiguo cazador de vampiros Michael Quinn quiere volver a ser un humano. Si se apodera de «El Ojo» y pide un deseo… entonces todo irá bien en el mundo. Pero ahora Quinn tiene tras de sí a una sexy caradura con un elegante y apetitoso cuello... y que tiene órdenes de clavarle una estaca tan pronto como lo encuentre. Así que lo único que ahora desea Quinn es que su primer mordisco no sea el último momento de Janie en la Tierra.