Mostrando entradas con la etiqueta Mia Couto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mia Couto. Mostrar todas las entradas

miércoles, 1 de febrero de 2017

Mia Couto - El ultimo vuelo del flamenco

En la carretera que lleva al poblado africano de Tizingara se produce una misteriosa desaparición. Uno de los cascos azules, enviados para garantizar el proceso de paz, ha estallado. Y el único rastro que queda de él es un pene. Así que, ¿quién mejor que Ana Diosquiera, la prostituta del pueblo, para averiguar la identidad de la víctima? Pero el investigador de Naciones Unidas, racional y europeo, no se conforma con eso. Necesita explicaciones.

lunes, 27 de junio de 2016

Mia Couto - La confesion de la leona

La última novela del premiado autor mozambiqueño Mia Couto -el «mago de las palabras», según el Neues Deutschland - es al mismo tiempo un misterio fascinante, un conmovedor retrato de la opresión a las mujeres y una confrontación entre las tradiciones y el mundo moderno.
Novela finalista al Premio Booker 2015.
La confesión de la leona desvela el misterioso mundo de Kulumani, una aldea aislada en Mozambique cuyas creencias y tradiciones se ven amenazadas cuando unas leonas empiezan a cazar a las lugareñas.
Mariamar, hermana de la víctima del último de esos ataques, ve cómo su vida se tambalea ante la llegada de Arcángel Baleiro, «el último cazador», contratado por los ancianos de la aldea para matar a las leonas. Encerrada en casa por su padre, Mariamar revive dolorosos recuerdos de abusos pasados y reza para que Arcángel la rescate. Los hombres de Kulumani se sienten cada vez más amenazados por la presencia del forastero y por las fuerzas de la modernidad que ponen en riesgo su cultura ancestral, y sospechan que las leonas no son sino espíritus conjurados por la brujería de sus propias mujeres.

Mia Couto - Jesusalen

Jesusalén es un lugar recóndito, imaginario, situado en un antiguo campamento de cazadores, donde Silvestre Vitalício se refugia para emprender una nueva vida a la espera de que Dios se aparezca y le pida perdón por haberse llevado a su esposa. Con Silvestre viven sus dos hijos y el fiel militar Zacaria Kalash. En Jesusalén está prohibido cantar, rezar, leer, escribir, y hasta imaginar y soñar. El mundo se ha acabado y no existen las mujeres. O eso querría Silvestre.