Mostrando entradas con la etiqueta Melanie Dickerson. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Melanie Dickerson. Mostrar todas las entradas

miércoles, 29 de marzo de 2017

Melanie Dickerson - Serie Hagenheim 1,2

01 - The healers apprentice
 Dos corazones. Una esperanza.
Rose ha sido designada como aprendiz de curandera en Hagenheim Castle, una oportunidad única para la hija de un leñador como ella. Si bien a menudo se siente incómoda al ver sangre, Rose está decidida a probarse a sí misma que es capaz. No hacerlo significará volver a casa para casarse con un soltero envejecido que su madre ha elegido para ella: un abotagado comerciante repugnante que hacía a Rose sentirse enferma.
Cuando Lord Hamlin, el futuro duque, se lesiona, es Rose quien debe atenderlo. Mientras ella trabaja para sanar su herida, comienza a entender las emociones que nunca ha sentido antes y se pregunta si él siente lo mismo. Pero enamorarse está prohibido, ya que Lord Hamlin está comprometido con una joven misteriosa en secreto. Mientras la vida de Rose gira en medio de la confusión, debe dar los primeros pasos en un viaje para descubrir su propio destino.

02 - The merchant daugther
 Un peligro impensable. Una decisión inesperada. Annabel, una vez la hija de un rico comerciante, está atrapada en un contrato de servidumbre a Lord Ranulf, un recluso de quien se rumorea es terrorífico y bestial.
  Sus circunstancias empeoran por la proximidad del alguacil de Lord Ranulf; un hombre repugnante que ha hecho avances no deseados con Annabel en el pasado. Creyendo que la vida en un complejo de monjas es la mejor manera de escapar de la intensificación de la vil actitud del alguacil y preservar la fe que la sostiene, Annabel se sorprende al descubrir una sensación de seguridad y felicidad en sus encuentros con Lord Ranulf. A medida que Annabel se esfuerza para confrontar sus sentimientos, ella se ve envuelta en una situación que podría dejar a Ranulf en grave peligro. El futuro de Ranulf, y posiblemente su corazón,
pueden descansar en sus manos, y Annabel debe decidir si seguir o no los planes que ha acariciado o el llamado que Dios ha puesto en su corazón.