Mostrando entradas con la etiqueta Maria De La Pau Janer. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Maria De La Pau Janer. Mostrar todas las entradas

viernes, 2 de octubre de 2015

Maria de la Pau Janer - Las mujeres que hay en mí

En aquella casa habitaban los fantasmas de mis madres.» Así comienza el relato de Carlota, que nos sumerge en los misterios y las pasiones ocultas en una mansión en la que vivieron su madre, Elisa, y su abuela, Sofía, muertas a los 20 años. Carlota vive con su abuelo en una casa de campo rodeada de un jardín. Pero también vive en compañía de los fantasmas de sus «dos madres», y con la obsesión de reconstruir sus vidas, para lo que sólo cuenta con las palabras de su abuelo y, a veces, con sus elocuentes silencios. Ella anhela saber lo que ocurrió y recurre a los papeles olvidados en la alcoba, a los comentarios familiares, a su propio instinto de mujer, y conoce así las extrañas formas con las que se manifiesta la pasión, la injusticia de las ganas de vivir cercenadas por una muerte demasiado temprana. Un mundo bello y dramático al que no es ajeno otro personaje silencioso e inquietante: el jardinero de la casa. Con este viaje a través de tres generaciones de mujeres, Maria de la Pau Janer despliega todos sus recursos de gran narradora para ofrecernos una obra magistral, una novela que arrebata por la fuerza de la narración y por la belleza del mundo que nos descubre.

jueves, 1 de octubre de 2015

Maria de la Pau Janer - Pasiones romanas

En lugar de subir al avión que debe llevarlo de vuelta a su hogar, un hombre decide en el último momento desafiar al destino y emprender una travesía muy diferente. ¿Podrá recuperar en Roma a la mujer que dejó marchar años atrás? Ignacio no puede saber cuánto queda en Dana de la pasión que los arrebató y se truncó tan injustamente, pero prefiere el vértigo de esta decisión irreflexiva a la atonía en la que ha entrado su vida.

Con esta inolvidable historia sobre la fascinación y el infortunio del amor, sobre los golpes ocultos del destino, Maria de la Pau Janer nos ofrece una magnífica novela, llena de sensualidad, de emociones y de personajes que alcanzan nuestra fibra más íntima.

martes, 22 de septiembre de 2015

Maria de la Pau Janer - Cartas que siempre espere

Una apasionada historia sobre secretos escritos en cartas que nunca llegaron a tiempo a su destino.
«Hay un lugar donde las cartas van a morir. Hay quien espera una carta toda la vida» Así comienza esta novela marcada por el azar, la espera y los secretos. Cada mañana Miguel, el cartero de un pequeño pueblo, pasa por delante de la ventana de Ricarda. Ella espera desde hace años una carta, pero cuando ésta fi nalmente llega, ya es demasiado tarde. Luís, su hijo, queda marcado por la imagen de una madre melancólica, siempre esperando noticias, y comienza a trabajar en el departamento de «cartas muertas», el lugar a donde van a parar las cartas que nunca llegaron a su destino. Allí encuentra las cartas perdidas de «Paula», cuyo nombre le atrae de forma misteriosa e inexplicable. Cartas que siempre esperé es una novela cautivadora y hermosa que gira en torno a unos personajes que buscan resolver los enigmas de su vida, para así cerrar el pasado y poder vivir el presente.
Vuelve la mejor María de la Pau Janer. Vuelve el espíritu mediterráneo en estado puro. Una Novela coral que mantiene la atención del lector a través de los numerosos secretos que se van desvelando a lo largo de la trama.

Maria de la Pau Janer - Cuando seas libre

Una historia de solidaridad entre mujeres a la conquista de su libertad.

Una novela cautivadora que enlaza nuestro presente con las leyendas de Las mil y una noches. Una historia de solidaridad entre mujeres que se enfrentan a la adversidad y no se rinden nunca en el camino de la emancipación. Desde los palacios del lejano Bagdad a los escenarios contemporáneos más inhóspitos, las mujeres de esta novela deben pasar una serie de pruebas, vivir pasiones vertiginosas, maravillarse con luminosas promesas, sufrir toda suerte de infortunios, traiciones y desamor. Y nada tan poderoso como la conciencia de ser portadoras de un plan elaborado siglos atrás, de ser las piezas fundamentales para que se cumpla un sueño.