Mostrando entradas con la etiqueta Margaret Atwood. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Margaret Atwood. Mostrar todas las entradas

sábado, 5 de diciembre de 2015

Margaret Atwood - Resurgir

Una artista canadiense, divorciada y sumida en una profunda crisis de identidad, regresa con su novio, Joe, a la cabaña familiar, en un lago al norte de Quebec. Les acompañan una pareja de amigos, David y Anna, que tratan de escapar del bullicio urbano buscando el sosiego de la naturaleza salvaje. Pero para la narradora el viaje tiene otro objetivo: encontrar a su padre, un botánico taciturno y solitario desde que enviudó. Trabaja para una papelera y ha desaparecido
misteriosamente. Los siete días de convivencia en la cabaña, intentando hallar al padre, le descubrirán el trasfondo de sus acompañantes. Los problemas que afloran y los recuerdos que le evocan aquellos parajes, la pondrán en situación de hacer balance de su infancia y de su vida afectiva, experimentando un resurgir, con nueva intensidad, de sus obsesiones y deseos más profundos. Una naturaleza virgen, vasta e indómita, y los apuntes plagados de símbolos de su padre, serán la llave que le abra el camino a enfrentarse con su auténtico ser y a aceptar, finalmente, el aislamiento y la soledad. Novela de intriga, novela psicológica, Resurgir es una brillante aproximación de Margaret Atwood a los problemas de la convivencia en la vida cotidiana, teniendo por eje, como en otras de sus obras, a la mujer.

"te encierran en un hospital, te afeitan el pelo y te atan las manos y no te dejan ver, no quieren que entiendas, quieren que creas que el poder es suyo, no tuyo. Te clavan aguja para que no oigas nada, para ellos podrías ser un cerdo muerto, tienes las piernas en alto y metidas en un soporte metálio, se inclinan sobre ti técnicos, mecánicos, carniceros, estudiantes patosos o que ríen por lo bajo mientras hacen prácticas con tu cuerpo, sacan al niño con un tenedor como un pepinillo de un bote de pepinillos. Después de eso te llenan las venas de plástico rojo; lo he visto bajando por el tubo. No voy a dejar que me hagan eso nunca más."

lunes, 3 de febrero de 2014

Margaret Atwood - Un día es un día

Una vida… muchas vidas de mujeres contadas a través del tiempo. Los doce relatos que conforman Un día es un día siguen a distintas mujeres en el devenir de los años, empezando por la infancia, siguiendo con la madurez y acabando con la vejez.

Sus protagonistas se llaman a veces Betty, otras Ronette o Sally, y no podrían ser más distintas la una de la otra, pero ahí están, hablando de sí mismas y de su relación con los hombres como si fueran un cuerpo solo, que desfila por los primeros sinsabores de la adolescencia y luego camina vacilando por los años del matrimonio, de la maternidad y del divorcio, para descansar finalmente en la mirada irónica de esas espléndidas señoras de cabello blanco, que saben muy bien qué han perdido, aunque ya poco les importe porque… un día es un día, y lo que antes nos pareció capricho o locura, ahora, después de tantos años, solo merece una sonrisa piadosa.

Abren y cierran este recorrido dos relatos autobiográficos que hablan de los padres de Margaret Atwood y son un regalo para la inteligencia y la emoción del lector.