Mostrando entradas con la etiqueta Linda Belago. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Linda Belago. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de junio de 2015

Linda Belago - La flor del Surinam




Surinam, 1876. Julie y Jean Rozenberg son un matrimonio feliz que, a base de esfuerzo y trabajo, sacan adelante su plantación de caña de azúcar. Acaban de tener una hija que les llena de alegría. Pero nubes de tormenta se ciernen sobre la familia y traerán inesperadas complicaciones.

Recién abolida la esclavitud, Jean contrata a trabajadores indios para ayudar en la plantación, pero algunas de sus costumbres chocan frontalmente con la moral de los Rozenberg. Cuando la joven Inika, de solo catorce años, es obligada a casarse con un hombre treinta años mayor y que la maltrata sistemáticamente, Julie y Jean se verán obligados a intervenir.

En una tierra remota donde todo está cambiando, solo la fuerza de los sentimientos permite salir adelante.


sábado, 17 de mayo de 2014

Linda Belago - El Reino Del Azahar



Róterdam, 1850: Julie Vanderberg pierde a sus padres en un trágico accidente. Su tío, desconocido por la niña hasta ese momento, se convierte en su tutor legal, pero lo hace con el único propósito de quedarse con la sustanciosa herencia. Cuando Julie cumple los dieciocho años, su tío, asediado por las deudas, concierta un matrimonio con un colega de negocios, Karl Leevken, al que pretende pagar con la dote de su sobrina. Ahora Julie está atada a un hombre que casi no conoce, pero que le resulta encantador y carismático. Solo unos días después de la apresurada boda, ella le sigue rumbo a la colonia holandesa de Surinam, en Sudamérica, donde Karl regenta una próspera plantación de caña de azúcar y donde Julie conocerá el verdadero carácter de su marido. Surinam, 1858: Julie empieza a adaptarse a la vida en la plantación; aunque no le resulta nada sencillo. Se siente mucho más próxima de los esclavos que están trabajando en la finca que de su despiadado marido, y de su malcriada y estirada hija y el prometido de esta, Pieter, un arribista espurio y sin escrúpulos. En el contable de Karl, Jean, Julie encuentra un amigo y confidente, pero debido a las sospechas que poco a poco empieza a despertar su relación, Karl le despide. Jean y Julie, no obstante, encuentran la manera de seguir viéndose y poco a poco descubren el amor que sienten el uno por el otro. Por el bien de Julie, Jean decide dejar la ciudad e irse a la selva para prosperar como buscador de oro. Mientras tanto, Julie descubre que está preñada… y solo Jean puede ser el padre. La muerte accidental de Karl a manos de Julie, en vez de mejorar la situación, hace que todas las tensiones latentes entre todos los miembros de la familia se desaten y dé comienzo una lucha que terminará trágicamente en el mismo momento en el que la esclavitud en Surinam es abolida.