Mostrando entradas con la etiqueta Leigh Michaels. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Leigh Michaels. Mostrar todas las entradas

viernes, 27 de junio de 2014

Leigh Michaels - Una deuda del pasado (Sombras del pasado)

En circunstancias normales, Courtney Martin nunca habría soñado con acercarse a Nate Winslow, y la irritaba el hecho de que su hijo, Thomas Jefferson Winslow, parecía creer que ella era una intrusa indeseable. Era cierto que tenía que pedirle a Nate un favor, pero él estaba en deuda con ella; su madre se lo había dicho. El problema era que el tipo de ayuda que Courtney necesitaba no era la que estaba en oferta. ¿Cómo podía convencer a Jeff de que ella no estaba allanando el camino para aprovecharse de la buena voluntad de su padre?

viernes, 18 de octubre de 2013

Leigh Michaels - Serie McKenna 02 - Facil de amar


Desde que su esposo murió en un accidente aéreo, la vida no fue fácil para Camryn Hastings. Sin embargo, logró salir
Todo cambió el día en que el representante del banco, Patrick McKenna, irrumpió en su vida y amenazó con destruir todo aquello por lo que Camryn había luchado. Ella estaba decidida a defenderse. Pero no era fácil enfrentar a Patrick… ni como banquero ni como hombre…
adelante gracias a los ingresos que obtenía de la posada en que convirtió su casa.

lunes, 7 de octubre de 2013

Leigh Michaels - Serie McKenna - 05 Un juego muy arriesgado

Cuando una soltera empedernida conoce a un soltero que no quiere dejar de serlo…
Joven, guapa, soltera… y muy orgullosa de serlo, Rachel Todd era un auténtico reto para cualquiera. De hecho, había toda una legión de casamenteros dispuestos a demostrarle que se equivocaba al querer continuar soltera.
Colin McKenna tenía el mismo problema; nadie parecía darse cuenta de que le encantaba su vida de soltero. Así que cuando los juntaron en una cita a ciegas, ambos decidieron que se librarían de los casamenteros para siempre: seguirían saliendo juntos pero sólo para no tener que salir con nadie más. Era una locura que podía funcionar…