Mostrando entradas con la etiqueta Kay Hooper. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Kay Hooper. Mostrar todas las entradas

jueves, 28 de noviembre de 2013

Kay Hooper - Serie Unidad de crimenes Bishop (Trilogía Fear ) 1,2,3

 JAQUE AL MIEDO
 
 01
No es un secuestrador corriente. No sólo actúa una y otra vez, sino que recoge el rescate, mata a sus rehenes indefensos y consigue escapar. Tras meses de eludir a los mejores agentes de las fuerzas de la ley, este desalmado sólo ha dejado a su paso un rastro de víctimas sin conexión aparente.
No es un policía corriente. Lucas Jordan, agente esencial dentro de la Unidad de Crímenes Especiales de Noah Bishop y experto en perfiles psicológicos, posee un don extraordinario: localiza a personas desaparecidas. Pero su misteriosa habilidad tiene un precio, y sus métodos despiertan los recelos de los tercos policías que se ven obligados a llamarle para que participe en sus investigaciones. Ahora, Jordan ha llegado al condado de Clayton, Carolina del Norte, donde ha aparecido muerta la última víctima de una serie de secuestros. Complica la situación la presencia (y las predicciones) de un personaje más marginal aún que el propio Jordan: la vidente de feria Samantha Burke, una mujer salida de su atormentado pasado. Las advertencias de Samantha se estrellan contra el escepticismo de la policía local, pero espolean a Jordan a hacer lo que mejor sabe: seguir el rastro del miedo. Sin embargo, el asesino al que busca le busca a su vez a él... y le lleva varias jugadas de ventaja en un retorcido juego cuyas normas Jordan debe aprender si quiere tener oportunidad de defenderse. Porque su enloquecido oponente le plantea un desafío muy personal: está a punto de amenazar la única vida que el agente Jordan valora más que la suya propia.


02 ENFRIAR EL MIEDO
El agente del FBI Quentin Hayes siempre supo que tenía un talento poco frecuente, incluso antes de que Noah Bishop le reclutara para formar parte de su controvertida Unidad de Crímenes Especiales. Pero, pese a su don, durante veinte años Quentin se ha visto atormentado por un terrible asesinato sin resolver sucedido en El Pabellón, un remoto hotel victoriano situado en Tennessee. Ahora, Quentin ha vuelto allí una última vez, decidido a resolver el enigma.
Diana Brisco se ha instalado temporalmente en el hotel con la esperanza de descifrar el misterio de su doloroso pasado. Pero allí comienza a sufrir pesadillas y a verse asaltada por la visión de una niña desaparecida hace años, al tiempo que un agente del FBI intenta convencerla de que, lejos de estar loca, posee un raro don, un don que podría servir para atrapar a un asesino.
Quentin sabe que ésta es su última oportunidad de resolver un caso que se ha convertido para él en una obsesión peligrosa. Pero ¿podrá persuadir a Diana para que le ayude, sabiendo lo que podría costarle a ella? Porque algo (una maldad pura, fría y siniestra) acecha en El Pabellón. Algo a lo que tal vez Diana no sobreviva. Algo que Quentin no ha sentido nunca antes: el gélido aliento del miedo.

03AFRONTAR EL MIEDO


Riley Crane se despertó completamente vestida, cubierta de sangre y con una pistola bajo la almohada. Pero lo que resultaba más aterrador aún era que no recordaba lo sucedido la noche anterior. En realidad, apenas recordaba las tres semanas anteriores.
Riley es un camaleón: ex oficial del ejército y ahora agente federal asignada a la Unidad de Crímenes Especiales, posee el don de la clarividencia y la capacidad de fundirse con su entorno, de ser lo que elija. Especialista de la UCE en lo oculto, ha sido enviada por su jefe, el enigmático Noah Bishop, a una casa en la playa, en Opal Island, para investigar diversas noticias sobre fenómenos misteriosos. Pero eso fue hace tres semanas. Ahora, al despertarse, descubre que no puede fiarse de su memoria, que ha perdido la clarividencia de la que siempre ha dependido para protegerse, y que en su vida hay un nuevo hombre muy atractivo. Para colmo, con los recursos de la UCE recortados al mínimo, Riley se encuentra sin refuerzos. Sola, se ve obligada a enfrentarse a tientas a un juego en el que nadie a su alrededor es quien parecer ser. Y un truculento asesinato es el primer aviso de lo mucho que arriesga. Bishop quiere sacar a Riley del caso. Y también Ash Prescott, el poderoso fiscal del distrito. Pero tanto su ex compañero en el ejército, Gordon Skinner, como el sheriff Jake Ballard creen que Riley puede atrapar a un asesino feroz. Uno de esos cuatro hombres sabe qué está pasando en este pueblecito costero, y Riley necesita desesperadamente esa información. Porque lo que no recuerda basta para costarle la vida. Esta vez, la maldad no está más cerca de lo que cree: está ya aquí.