Mostrando entradas con la etiqueta Juan J. Prieto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Juan J. Prieto. Mostrar todas las entradas

viernes, 13 de febrero de 2015

Juan J. Prieto - La primera meiga

En 1.617 piratas berberiscos saquean las costas gallegas del Morrazo. Hasta este hecho María Soliño es una mujer feliz. Tras el asedio, comienza a pasear todas las noches por la playa de Rodeira en busca del espíritu de su amado esposo. Cuatro años después, fruto de una conspiración, es arrestada junto a otras ocho mujeres y conducida a las cárceles de la Santa Inquisición. Así pues, pasará a la historia de Galicia como la primera mujer acusada y condenada por brujería. Despojada de sus bienes y derechos sobre la Colegiata, como mujer y viuda, y sentenciada a vagar por los montes de Cangas, nacerá su leyenda: A día de hoy no existe certificado oficial de defunción, ni datos verídicos sobre su muerte… Poco después aparecería la Santa Compaña y la promesa de su regreso y venganza.
…María regresa a Cangas con motivo del funeral de su abuela, tras una larga ausencia. Los recuerdos de un pasado olvidado y los designios de sus ancestros le harán dar un vuelco de ciento ochenta grados a sus planes de vida. El padre Benedicto, mentor en su niñez, le entregará en secreto el manuscrito de María Soliño, su antepasada, pues ella es la “elegida” para cumplir la promesa eterna que esta hizo cuatro siglos atrás ante los tribunales de la Santa Inquisición.
La sempiterna lucha entre el bien y el mal pondrá al descubierto los entresijos de la iglesia y una parte de su oscura historia. Ocho mujeres valientes y nueve “discípulos” fieles le ayudarán a cumplir su destino lleno de trampas, traiciones y giros inesperados por los fantásticos parajes gallegos y del Camino de Santiago. La protegerán incluso con sus vidas de los malvados planes de la secreta Orden de los Monjes Negros que a toda costa querrán evitar la transformación de las estructuras de la Santa Sede y sus jerarquías, y sobre todo, la llegada del Hijo del Hombre que María ha concebido.
Ella tendrá el poder de elegir y de su decisión dependerá el futuro de la cristiandad aunque ello suponga poner en entredicho todo lo que hasta ahora creía sobre Dios.
Con un final inesperado y sorprendente, como un canto de esperanza, de análisis y de reconversión y recuperación de valores, no te dejará indiferente y te dará momentos para la reflexión.