Mostrando entradas con la etiqueta Johann Wolfgang Von Goethe. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Johann Wolfgang Von Goethe. Mostrar todas las entradas

viernes, 25 de diciembre de 2015

Johann Wolfgang Von Goethe - Las afinidades electivas

Goethe es probablemente una de las personalidades literarias más ricas, versátiles e influyentes de todos los tiempos. Aunque quizá sea más conocido por obras como El joven Werther o Fausto, es en Las afinidades electivas donde mejor se aprecia la trascendencia de su legado. En esta novela, a caballo entre el clasicismo y el romanticismo, el matrimonio formado por Eduard y Charlotte ve su idílica y armónica existencia sacudida por la aparición de Ottilie, joven protegida de Charlotte. La lealtad, la fidelidad, las afinidades, el deseo y el fantasma del adulterio se convocan en la trama de esta magnífica novela, cuya modernidad y lucidez a la hora de examinar las relaciones humanas siguen siendo sobrecogedoras.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Johann Wolfgang Von Goethe - Werther o Las desventuras del joven Werther

Reconocido como uno de los más grandes escritores y pensadores europeos de los tiempos modernos, Johann Wolfgang von Goethe, (1749 - 1832), influenció profundamente el crecimiento del romanticismo literario. En 1773 se publica Las desventuras del joven Werther, obra clave del movimiento literario romántico en la que volcó su apasionamiento de entonces por Charlotte Kestner, que era la prometida de uno de sus amigos. Esta obra expresa el conflicto vital de quien se ha enamorado, exponiendo todo el pesimismo del amor imposible.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Johann Wolfgang von Goethe - Fausto

La figura del doctor Fausto, personaje legendario que vende su alma al demonio a cambio del disfrute de la vida mediante el logro de todos los impulsos de la voluntad, fue recreada desde el Renacimiento por diversos literatos, pero fue J. W. GOETHE (1749-1832) quien enriqueció la leyenda y le confirió un profundo valor filosófico y humano. En su FAUSTO, publicado en dos partes (1808 y 1832), la búsqueda de lo absoluto y de la plenitud vital convierte al personaje en un prototipo del espíritu siempre insatisfecho del hombre romántico y en un símbolo del destino de la humanidad. Sin embargo, como apunta Francisco Ayala en el prólogo que acompaña a esta versión, revisada por él mismo, esta obra cumbre de la literatura «no nos da un arquetipo humano, como don Juan o el rey Lear o Tartufo […] En verdad, todo lo que acontece a Fausto a lo largo del poema no constituye su tragedia: su tragedia no es algo en que se realiza su vida, sino que es precisamente la vida misma». Desesperado y desengañado por el intelecto, el protagonista proclama la acción como principio del mundo, más todas las formas de la acción contienen un destino de error (y dolor) inevitable: el que lleva aparejado toda elección.