Mostrando entradas con la etiqueta Jill Shalvis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jill Shalvis. Mostrar todas las entradas

domingo, 17 de mayo de 2015

Jill Shalvis - Serie Delacantro 02 - De nuevo en su cama



NADA PUEDE PARAR LO QUE YA HA EMPEZADO…

Cuando Tessa Delacantro accedió a cuidar aquella casa, no esperaba que unos ladrones la arrojaran en los brazos de un sexy desconocido llamado Reilly Ledger. Estaban atrapados en una pequeña habitación con una cama aún más pequeña y una larga, larga noche por delante. Y Tessa no tardó mucho en morirse de deseo por su boca... sus caricias...


Cuando el ex agente de la CIA Reilly Ledger ayudó a escapar a Tessa, ambos juraron olvidar la apasionada noche que habían pasado juntos. Reilly nunca sería el hombre que Tessa merecía. Pero, si aquello estaba tan mal, ¿por qué la hacía sentir tan bien?

domingo, 24 de marzo de 2013

Jill Shalvis - Una mujer especial

MERECÍA LA PENA ROMPER TODAS LAS REGLAS POR UN HOMBRE COMO ÉL…Regla número 1: Nada de citas a ciegas.Después de haberse enfrentado a muchas, Samantha O’Ryan no estaba dispuesta a volver a tener otra cita a ciegas... Hasta que su mejor amiga le pidió un favor y conoció a Jack Knight. Si hubiera sabido lo guapísimo que era, no habría protestado.Regla número 2: Nada de besos en la primera cita. El problema fue que, después de una sola cita con Jack, Sam quería mucho más que besos, lo cual debería haber sido motivo suficiente para no tener una segunda cita. Pero no lo fue.Regla número 3: Nada de enamorarse.Sam había decidido tener un romance sin ataduras... hasta que Jack empezó a hablar de amor..."

jueves, 13 de diciembre de 2012

Jill Shalvis - Destinada a amar (Juntos de nuevo?)


Chloe Cooper no pudo evitar echarse a reír al oír que el amor estaba a punto de transformar su vida. Pero eso fue antes de encontrarse de pronto con su ex amante, el agente del FBI Ian McCall, que le demostró lo emocionante que podía ser su existencia…

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Jill Shalvis - Cambio de imagen



Por primera vez, su melena rubia no le bastaba para seducir a un hombre...

Kenna Mallory había decidido abandonar una serie de trabajos en los que no había podido desarrollar todo su potencial y unirse al negocio familiar.


Quería demostrar que tenía lo necesario para convertirse en vicepresidenta del nuevo hotel Mallory. Bueno, quizá tuviera más melena y más escote de lo necesario, pero seguro que todo eso iba a resultarle muy útil con el otro vicepresidente, Weston Roth. Pero se equivocaba. Wes era muy sexy, pero con él no funcionaban sus encantos de rubia, así que había llegado el momento de cambiar de táctica...