Mostrando entradas con la etiqueta Jean Brashear. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jean Brashear. Mostrar todas las entradas

viernes, 6 de junio de 2014

Jean Brashear - Proposiciones a medianoche



(De la Antología Multiautor "Midnight Kiss")
A Priscilla Smith le gustaban los horarios, el orden y las cosas meticulosamente planeadas. Tenía un novio sensato y su relación iba sobre ruedas, pero mantenía firmemente controlada su parte romántica, la parte que adoraba las novelas de amor y soñaba con un hombre que la hiciese perder la cabeza.

Hasta que conoció a Remy Doucette. Remy era sexy, travieso y desconcertante. Desordenado, salvaje, conducía una poderosa motocicleta y la sacaba de sus casillas. En resumen, era absolutamente, cien por cien… perfecto para ella.



miércoles, 22 de enero de 2014

Jean Brashear - Dulce compasion

Un hombre destrozado por el dolor, una mujer que podía salvarlo… y un secreto que podría destruirlo todo

Aquélla era la casa de los sueños de Jezebel Hart… y el lugar de las pesadillas de Gamble Smith. Gamble la había construido con sus propias manos y aquellos muros eran el recuerdo del amor por la familia que había perdido. Ahora la casa estaba hecha un desastre y, el jardín, descuidado y olvidado, igual que el corazón de Gamble.

No aguantaba vivir allí, pero tampoco estaba preparado para marcharse. Ni siquiera con la ayuda de la vivaz Jezebel que, después de dejar atrás su pasado, estaba deseando echar nuevas raíces. Era una mujer cuyo increíble aspecto no era nada comparado con su fuerza y su compasión, pero que escondía algo que podría destruir el frágil vínculo que había creado con Gamble.

miércoles, 27 de febrero de 2013

Jean Brashear - Siempre unidos


“Para Eli, el hombre por el que late mi corazón…”
En otro tiempo Gabriela Navarro había creído que Eli Wolverton y ella estarían siempre juntos, pero eso había sido antes de que él la abandonara.
Eli había tenido que dejar a Gabriela para protegerla, igual que tenía que protegerla ahora que se enfrentaba a una terrible amenaza que ella aún desconocía.
Pero esa vez Eli no estaba dispuesto a alejarse de la única persona que había creído en él. Esa vez se quedaría allí para cuidar de ella… quisiera Gabriela o no. Porque cuando Gaby lo miraba a los ojos, Eli sabía que lo que había habido entre ellos había sido de verdad…