Mostrando entradas con la etiqueta Grace Burrowes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Grace Burrowes. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de octubre de 2013

Grace Burrowes - Serie Las hijas del duque 03 - El Caballero de Lady Louisa

Años atrás, lady Louisa Windham cometió una imprudente osadía por culpa de un desafío que le propuso su hermano. Ahora ese desliz está a punto de salir a la luz y su honor y su reputación pueden quedar comprometidos de por vida, a menos que se case con sir Joseph Carrington, un buen amigo de la familia.

miércoles, 17 de abril de 2013

Grace Burrowes - Serie las Hijas del duque - 02 - El Secreto De Lady Maggie


Segundo volumen de «Las hijas del duque », una fantástica serie romántica ambientada en la regencia.

Lady Maggie, la hija mayor e ilegítima del duque de Moreland, siempre ha sabido mantener a salvo sus secretos… hasta que aparecen unas cartas robadas que amenazan con dejarlos al descubierto.

Con el firme propósito de poner fin a esta delicada situación, lady Maggie recurre a Benjamin Hazlit, el detective más discreto de la alta sociedad.

Cuando éste comprueba que alguien está chantajeando a la dama, decide encontrar las cartas así como el modo de conquistar el corazón de Maggie, por más que ella se esfuerce por mantenerlo a distancia.

viernes, 15 de febrero de 2013

Grace Burrowes - Serie Las hijas de Duque 01 - El deseo de Navidad de lady Sophie


Justo antes de Navidad, lady Sophie Windham se encuentra con un bebé abandonado en sus brazos y sin nadie que le ayude salvo un apuesto desconocido que detesta las fiestas. Sophie y lord Vin Charpentier sucumben a un momento de vulnerabilidad y él siente que debe marcharse antes de que la comprometa. Pero están atrapados en medio de una tormenta de nieve en una mansión ducal llena de ramitas de muérdago, colocadas de forma muy estratégica…

jueves, 10 de mayo de 2012

Grace Burrowes - Serie Los Planes del Duque 1,2,3



Libro Sugerido por Marisa Al.
01 - El Heredero

 Gayle Windham, conde de Westhaven, está decidido a evitar las maquinaciones maritales de su padre quedándose en el bochornoso Londres mientras que el resto de la alta sociedad se marcha al campo. Westhaven se enorgullece de lo bien dirigida que está su casa hasta que su nueva ama de llaves, Anna Seaton, confunde sus intenciones hacia una doncella y le deja inconsciente con el atizador de la chimenea.
Anna es demasiado culta y refinada para trabajar como ama de llaves, pero es una buena enfermera. Cuando el afecto entre ellos aumenta, Westhaven cree haber hallado a una candidata para el matrimonio que le complacerá y satisfará a su padre, pero Anna rechaza su proposición. Sus orígenes desconocidos conllevan desagradables obligaciones, y está decidida a superarlas mientras él intenta hacerla cambiar de opinión.
02 - El Soldado
Atormentado por las pesadillas de la guerra, Devlin St. Just, conde de Rosecroft, huye a su mansión de Yorkshire en busca de sosiego. Allí conoce a la pequeña Winnie y a su prima, Emmaline Farnum, quien está a cargo de la niña.
Emmie es hija bastarda de un noble, y se ha jurado a sí misma que jamás cometerá el mismo error que su madre. Por eso, cuando Devlin le propone formar juntos un hogar para Winnie, ella se muestra muy reticente. Y a pesar de que las decisiones que tomó en el pasado la obligarán a apartarse de su lado, Emmie se siente cada día más atraída por los besos del coronel. ¿Será capaz de resistirse a su encanto?




 03 - El Pianista
Valentine Windham, el hijo menor del duque de Moreland, es un virtuoso del piano. Su única pasión es la música, así que cuando recibe la noticia de que padece una enfermedad que le impedirá seguir tocando, decide refugiarse en la campiña y pasar solo el resto de su atormentada existencia. Allí se encuentra con Ellen Markham, una misteriosa y joven viuda que parece tan solitaria y desesperada como él. Pronto su tristeza se convertirá en pasión, pero Ellen guarda un secreto desgarrador que podría destruirlos a los dos. Juntos descubrirán que no es posible huir del pasado, aunque, a veces, perderlo todo nos ayudar a descubrir lo que realmente necesitamos.