Mostrando entradas con la etiqueta Elizabeth Strout. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Elizabeth Strout. Mostrar todas las entradas

viernes, 30 de diciembre de 2016

Elizabeth Strout - Me llamo Lucy Barton

De la autora Premio Pulitzer y nº1 del The New York Times: Una historia que ilumina nuestras relaciones más tiernas.

En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice.

En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Elizabeth Strout - Los Hermanos Burgess

La ganadora del premio Pulitzer por Olive Kitteridge, vuelve con Los hermanos Burguess, una novela sobre la familia, el amor…sobre la vida
Perseguidos por el extraño accidente en que falleció su padre, Jim y Bob huyeron de su pueblo natal en Maine, dejando allí a su hermana Susan, y se instalaron en Nueva York tan pronto como se lo permitió la edad. Pero su frágil equilibrio emocional se ve desestabilizado cuando Susan les llama desesperada y necesita su ayuda. Así, los hermanos Burgess vuelven a los escenarios de su infancia, y las tensiones que moldearon y ensombrecieron las relaciones familiares, silenciadas desde hace años, vuelven a la superficie de manera imprevisible y dolorosa.

viernes, 23 de diciembre de 2016

Elizabeth Strout - Olive Kitteridge

Premio Pulitzer 2009. Olive Kitteridge es una maestra retirada que vive en un pequeño lugar de Maine, en Nueva Inglaterra. A veces dura, otras paciente, a veces lúcida, otras abnegadamente ciega, Olive Kitteridge lamenta las transformaciones que han agitado el pequeño pueblo de Crosby y la deriva catastrófica que va tomando el mundo entero, pero no siempre se da cuenta de los cambios menos perceptibles que afectan a las personas más cercanas: la desesperación de un ex alumno que ha perdido las ganas de vivir; la soledad de su propio hijo, que se siente tiranizado por los caprichos irracionales de Olive; y la presencia de su marido, Henry, que vive su fidelidad conyugal como una maldita bendición. Mientras la gente del lugar va afrontando sus problemas, sean leves o graves, Olive Kitteridge va tomando conciencia de sí misma y de las personas que la rodean, muchas veces dolorosamente, pero siempre con una honestidad entrañable. Olive Kitteridge es un magnífico retablo de vidas. Elizabeth Strout describe con una gran precisión psicológica los desmanes de la condición humana.