Mostrando entradas con la etiqueta Eduardo Mendoza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Eduardo Mendoza. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de diciembre de 2015

Eduardo Mendoza - Serie El innombrado detective 05 - El secreto de la modelo extraviada

En la nueva novela de Eduardo Mendoza, El secreto de la modelo extraviada, el detective loco que protagonizó El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas y recientemente El enredo de la bolsa y la vida recuerda un caso aparentemente cerrado de los ochenta y no ceja en su empeño de resolverlo más de veinte años después. El detective más divertido de la narrativa española nos cuenta aquí su doble aventura:
"Para el que ha pasado buena parte de su vida encerrado en un manicomio, aunque sea injustamente, como es mi caso, una reacción absurda no tiene nada de particular, aunque eso suponga meterse en líos. La cuestión es que un incidente trivial me trajo recuerdos y viajé al pasado (con la memoria, ya he dicho que no estoy loco). Años atrás me vi envuelto en un asunto feo.
Habían asesinado a una modelo y me culpaban a mí. Por supuesto, sin razón: una modelo no haría caso a un tipo como yo ni asesinándola. Simplemente, había un oscuro enredo, estaba metida gente importante y pensaron que yo podía servir de cabeza de turco o de conejillo de indias, o como sea que se llame el desgraciado que paga los platos rotos. Para salvar el pellejo tuve que recurrir a mi ingenio y a métodos poco convencionales y pedir ayuda a personas de mi círculo, no siempre recomendables. No sé si salí bien parado del intento, pero salí. Ahora todo aquello ya es agua pasada. Sin embargo, un impulso me ha hecho volver sobre mis pasos, recorrer los antiguos escenarios, buscar a las personas que fueron protagonistas de aquel oscuro caso, y resolverlo por fin. Pero las cosas han cambiado. No sólo las personas y la forma de vivir, sino sobre todo la ciudad. En aquella época, Barcelona era una cochambre. Hoy es la ciudad más visitada y admirada. ¡Quién nos lo iba a decir! La Barcelona del presente no tiene nada que ver con la Barcelona del pasado. ¿O sí?".

miércoles, 13 de mayo de 2015

Eduardo Mendoza - Serie El innombrado detective 04 - El enredo de la bolsa y la vida



Vuelve Eduardo Mendoza a retomar su personaje más popular, ese detective sin nombre, y a mostrarnos en medio de la crisis que parece no acabar nunca, a hacernos reír con las aventuras y desventuras de su loco personaje.

martes, 1 de octubre de 2013

Eduardo Mendoza - Mauricio o las elecciones primarias

Tras años de ausencia, Mauricio, un dentista con ideales pero sin carácter, regresa a Barcelona. Un encuentro casual le
lleva a participar en la campaña del partido socialista y a entablar una intensa relación con dos mujeres: Clotilde, que trata de encontrar el equilibrio entre sus ilusiones y la prosaica realidad, y la conmovedora Porritos, que le revelará aspectos oscuros de su personalidad y de su mundo.
 
  Esta tríada de personajes es el centro de una acción compleja en sus implicaciones sociales y de diáfana claridad en su magistral exposición. Por primera vez Eduardo Mendoza se sitúa en la Barcelona posterior a la transición, entre las segundas elecciones autonómicas que ganará Pujol y la designación de la ciudad como sede olímpica. Retablo de una colectividad en espera del «fin de la utopía», Mauricio o las elecciones primarias es el ácido balance moral e ideológico de una época, un país y unas gentes que están tomando decisiones pero empiezan a saber que el tiempo que viven se quemará rápidamente.
 

Eduardo Mendoza - El asombroso viaje de Pomponio Flato

En el siglo I de nuestra era, Pomponio Flato viaja por los confines del Imperio romano en busca de unas aguas de efectos portentosos. El azar y la precariedad de su fortuna lo llevan a Nazaret, donde va a ser ejecutado el carpintero del pueblo, convicto del brutal asesinato de un rico ciudadano. Muy a su pesar, Pomponio se ve inmerso en la solución del crimen, contratado por el  más extraordinario de los clientes: el hijo del carLa novela más ferozmente divertida de Eduardo Mendoza. Las andanzas de un detective romano en el Nazaret del siglo IEn el siglo I de nuestra era, Pomponio Flato viaja por los confines del Imperio romano en busca de unas aguas de efectos portentosos. El azar y la precariedad de su fortuna lo llevan a Nazaret, donde va a ser ejecutado el carpintero del pueblo, convicto del brutal asesinato de un rico ciudadano. Muy a su pesar, Pomponio se ve inmerso en la solución del crimen, contratado por el más extraordinario de los clientes: el hijo del carpintero, un niño candoroso y singular, convencido de la inocencia de su padre, hombre en apariencia pacífico y taciturno, que oculta, sin embargo, un gran secreto. Cruce de novela histórica, novela policíaca, hagiografía y parodia de todas ellas, aquí se ajustan las cuentas a muchas novelas de consumo, y se construye una nueva modalidad del género más característico de Eduardo Mendoza: la trama detectivesca original e irónica, que desemboca en una sátira literaria y en una desternillante creación novelesca. Novela breve, disparatada y divertida. Probablemente la novela más divertida de Eduardo Mendoza. Protagonizada por un detective desastroso, como en El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas y La aventura del tocador de señoras. Mendoza abandona el escenario habitual de Barcelona para viajar a Nazaret. Parodia de las novelas históricas con misterio más actuales pintero, un niño candoroso y singular, convencido de la  inocencia de su padre, hombre en apariencia pacífico y taciturno, que oculta, sin embargo, un gran secreto.

Cruce de novela histórica, novela policíaca, hagiografía  y parodia de todas ellas, 'El asombroso viaje de  Pomponio Flato' es la obra más insólita e inesperada  de E
En el siglo I de nuestra era, Pomponio Flato viaja por los confines del Imperio romano en busca de unas aguas de efectos portentosos. El azar y la precariedad de su fortuna lo llevan a Nazaret, donde va a ser ejecutado el carpintero del pueblo, convicto del brutal asesinato de un rico ciudadano. Muy a su pesar, Pomponio se ve inmerso en la solución del crimen, contratado por el  más extraordinario de los clientes: el hijo del carpintero, un niño candoroso y singular, convencido de la  inocencia de su padre, hombre en apariencia pacífico y taciturno, que oculta, sin embargo, un gran secreto.
Cruce de novela histórica, novela policíaca, hagiografía  y parodia de todas ellas, 'El asombroso viaje de  Pomponio Flato' es la obra más insólita e inesperada  de Eduardo Mendoza, y también una de las más ferozmente divertidas. Como en el Quijote se ponían en solfa los libros de caballerías, aquí se ajustan las cuentas a muchas novelas de consumo, y se construye, al mismo tiempo, una  nueva modalidad del género más característico de Eduardo Mendoza: la trama detectivesca original e irónica, que desemboca en una sátira literaria y en una desternillante creación de inagotable vitalidad novelesca.duardo Mendoza, y también una de las más ferozmente divertidas. Como en el Quijote se ponían en solfa los libros de caballerías, aquí se ajustan las cuentas a muchas novelas de consumo, y se construye, al mismo tiempo, una  nueva modalidad del género más característico de Eduardo Mendoza: la trama detectivesca original e irónica, que desemboca en una sátira literaria y en una desternillante creación de inagotable vitalidad novelesca.

jueves, 17 de mayo de 2012

Eduardo Mendoza - El año del diluvio

GRACIAS A RICARDO
 
La historia de este libro de Eduardo Mendoza es, a la vez que sencilla en su argumento, arriesgada por el contexto histórico en el que se desarrolla: en la España de la posguerra una monja y un libertino `señorito` adinerado se verán atraídos sentimentalmente, hecho que hará cambiar el transcurso de sus vidas y de los rígidos patrones morales de la sociedad en general, y de la comunidad religiosa en particular.
La imposibilidad de este amor se hará patente desde un principio, lo que para ella supondría una renuncia radical a sus votos sagrados, para él, no será más que una conquista a añadir a su larga lista de amantes. La confusa monja luchará, entonces, contra sus instintos más naturales a favor de la realización de un ambicioso proyecto cuya financiación dependerá en gran parte a la ayuda del `seductor`, su `objeto de atracción`, sin embargo, la historia dará un giro radical, ya que la aparición de otros nobles personajes contribuirá, por un lado, a reinstaurar la `honra` de la religiosa y, por otro, a la ayuda para que los sueños de la misma se hagan realidad.
Pero el mensaje final de este libro es, en definitivas cuentas, el dilema de todo ser humano cuando se encuentra de frente con la atracción amorosa, ¿renunciar a todo por el ser amado o pararse a reflexionar para ver si compensa en comparación a otros sueños o planes trazados por uno mismo? Porque este sentimiento puede que no desaparezca, y entonces sería algo estupendo, pero puede que sea algo etéreo y pasajero, por tanto, ¿cómo reaccionar? La confusión y la impotencia pueden dejarnos sin recursos para actuar.
Eduardo Mendoza es un `maestro` para, de una historia sencilla, construir todo un mundo de personajes con unas emociones, contradicciones, con la vitalidad y fuerza necesarias para salir para adelante, todo esto envuelto en una narración agilísima rica en descripciones y de fácil lectura. El autor se aparta de su habitual predilección por el humor que caracteriza casi toda su obra y adopta un tono más serio. Y es que el amor, si es imposible, acarrea consigo pocas alegrías.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Eduardo Mendoza - Riña de gatos. Madrid 1936

Un inglés llamado Anthony Whitelands llega a bordo de un tren al Madrid convulso de la primavera de 1936. Deberá autenticar un cuadro desconocido, perteneciente a un amigo de José Antonio Primo de Rivera, cuyo valor económico puede resultar determinante para favorecer un cambio político crucial en la historia de España. Turbulentos amores con mujeres de distintas clases sociales distraen al crítico de arte sin darle tiempo a calibrar cómo se van multiplicando sus perseguidores: policías, diplomáticos, políticos y espías, en una atmósfera de conspiración y de algarada.
Las excepcionales dotes narrativas de Eduardo Mendoza combinan a la perfección la gravedad de los sucesos narrados con la presencia, muy sutil, de su conocido sentido del humor, ya que toda tragedia es también parte de la comedia humana.