Mostrando entradas con la etiqueta Eduardo Berti. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Eduardo Berti. Mostrar todas las entradas

jueves, 21 de marzo de 2013

Eduardo Berti - El País imaginado



El nuevo sol alumbraba el primer día del nuevo año. Habíamos pasado la noche sin dormir como teníamos por costumbre en esa fecha, en el danian-ye, y luego del amanecer habíamos consagrado las primeras horas, las horas de las sombras largas, a visitar a los vecinos más queridos para desearles un buen año o, al menos, un año mejor que el que estaba finalizando. En cordial retribución muchos nos regalaron dos bolsas de tela -cada cual con una moneda, una para mi hermano y otra para mí- y todos le desearon lo mismo a mi padre: que la muerte de la abuela traiga paz al seno de la familia y espante toda otra muerte."