Mostrando entradas con la etiqueta Edith Wharton. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Edith Wharton. Mostrar todas las entradas

miércoles, 24 de junio de 2015

Edith Wharton - Ethan Frome




Un empleado de una compañía eléctrica ha sido enviado a estudiar la zona de un pequeño pueblo de Massachussets. Allí será cobijado, en una noche de tormenta, por Ethan Frome que a lo largo de la velada le explicará cómo casado con Zeena, una mujer huraña y enferma, se enamoró de Mattie, la prima de Zeena que se alojó en su casa para cuidar de ella y que le correspondió en su amor.

domingo, 21 de junio de 2015

Edith Wharton - La Piedra De Toque



Publicada en 1900, La piedra de toque es la primera novela de la escritora Edith Wharton. En ella, Stephen Glennard se plantea la posibilidad de vender la correspondencia que mantuvo con un antiguo amor, Margaret Aubyn, que se ha convertido en una escritora de éxito. La necesidad económica que le acucia puede solucionarse c on una sencilla operación comercial, si no fuera porque su nuevo amor, para el que necesita precisamente ese dinero, entrará en conflicto con esta vuelta al pasado que Glennard esconde.

jueves, 21 de agosto de 2014

Edith Wharton - Encanto y compañía

En este tipo de ficciones el tiempo, la forma de captarlo, es esencial... En estos cuentos se lo escucha pasar... Hay un tic-tac permanente e inaudible... Un día... Una semana... Minutos, segundos... Cada hora tiene su peso. Aportan más, incluso que el ambiente. No percibimos las prisas, que en esa época también había. Ni los ruidos causados por los carruajes o los primeros vehículos a motor en las calles. No nos hablan de eso, los cuentos... Estos relatos brillan por recrear la intimidad de los hogares, las relaciones de pareja o de grupos de amigos, la subjetividad de los pensamientos propios y la intuición de los ajenos. Por eso, miramos junto a los personajes cómo la luz del hogar recién encendida dora con su resplandor los lomos de los libros de una biblioteca... O como alguien puede pasar su humilde vida mirando por una ventana. En estos cuentos hay un reproche a ese «bienestar incoloro» con el que muchas veces aceptamos lo que la vida nos da o lo que nosotros tomamos de ella. Ese acomodo fácil... Pero Edith Wharton sabe de lo que habla, de «los intereses cambiantes de la vida», de acoplarse a las circunstancias, de grupos sociales en los que se vive «en un mundo desprovisto de vivencias personales pero lleno de intensa sensación de privilegio y distinción». Pertenecer a un club, a un grupo, a una clase de personas... Y, por supuesto, en casi todos los cuentos hay referencias a la lectura e incluso a la escritura, de los que la autora no puede olvidarse.

El postfacio nos recuerda que Edith Warthon dijo de su oficio, que concebía las obras como un hombre y las escribía como una mujer, de ahí «los profundos retratos psicológicos de caracteres femeninos que ya forman parte de la literatura universal». (…) «Sea como fuere, los relatos de Warthon son auténticas pequeñas obras maestras que un siglo después de haber sido publicados continúan desprendiendo modernidad y arrancándonos más de una sonrisa cómplice».
Sin duda, la obra de Warthon, es una literatura por la que el tiempo pasa lentamente... Tanto como en sus obras. Y lo que ella dijo, seguirá vigente siempre. En lo más íntimo, nos pareceremos, seremos como los personajes de esta gran escritora y observadora del mundo y de la época que le tocó en suerte vivir.

domingo, 30 de junio de 2013

Edith Wharton - Santuario

Santuario, publicada por primera vez en 1903, es una rarísima novela de Edith Wharton, inédita hasta hoy en castellano.
La obra narra la historia de Kate Orme, una mujer joven cuya dicha conyugal se rompe cuando se enfrenta cara a cara con el oscuro secreto que esconde su prometido, Denis Peyton, un hombre de fortuna, pero con un pasado gobernado por las mentiras y por los engaños. Cuando ambos tienen un hijo, y Denis muere, Kate se convence de que el espíritu de su marido permanece en su joven vástago, traspasándole en cierto modo sus vicios morales. Se consagrará desde entonces a luchar para que eso no ocurra.
Escrita mientras redactaba La casa de la alegría, Santuario es una pequeña joya oculta de Wharton, de prosa impecable, con momentos en que el suspense se hace casi insoportable.
Una novela «europea», un melodrama casi jamesiano, que indaga sobre los misterios de la personalidad y las deudas del pasado. Con la precisión, la belleza, y el agudo conocimiento de los más íntimos resquicios de la sociedad de la clase alta de Nueva York que la convirtió en una de las grandes voces literarias del siglo XX, Edith Wharton ofrece un sutil relato de la lucha entre la naturaleza y lo adquirido, que dominó los primeros años del novecientos.

lunes, 4 de marzo de 2013

Edith Wharton - La Casa De La Alegria


La mejor novela de Edith Wharton en la mejor edición .Publicada en 1905, la segunda novela de Edith Warthon nos habla sobre la decadencia de la protagonista, Lily Bart, desde la preeminencia social hasta la muerte en la pobreza. El éxito y posterior caída de la heroína protagonista,que carece de determinación y accede a un matrimonio que le
dará prestigio y dinero pero a la vez desasosiego e infortunio, está muy bien representado social y psicológicamente en una sociedad que la autora conoció de primera mano. La mejor y más popular obra de Edith Wharton, de la que se realizó una versión cinematográfica.

Edith Wharton - Las hermanas Bunner


Dos hermanas que ya han pasado la flor de la juventud se ocupan de una pequeña mercería en una zona modesta de Manhattan. Se complementan en todo, se quieren y viven modestamente de su trabajo. Sus convecinas son personas amables dispuestas a ayudar siempre que se las necesite. Un acto, uno solo marcará el devenir de sus vidas, Ana Eliza decide regalarle (y regalarse) un reloj a su hermana Evelina. Eso evitará el que tengan que salir a la calle a mirar en la torre más cercana el paso del tiempo. La ficha de dominó que inicia la cadena bascula, se tambalea y cae sobre la siguiente iniciando un proceso irreversible que acabará con aquella existencia, no idílica pero sí estable y armoniosa

Edith Wharton - La Campanilla De La Doncella Y Otros Relatos


La campanilla de la doncella (The Lady's Maid's Bell) es un relato de fantasmas de la escritora norteamericana Edith Wharton, publicado en 1902.
La campanilla de la doncella es uno de los cuentos de terror más notables de Edith Wharton, y uno de los mejores relatos de fantasmas del período victoriano. La trama nos ubica en la piel de Alice Hartley, quien descubre que su trabajo como criada se ve sometido a una severa competencia de ultratumba.

sábado, 2 de marzo de 2013

Edith Wharton - La solterona

Nueva York, mediados del siglo XIX.
Charlotte Lowell confiesa a su prima Delia que es madre de una hija secreta, nacida de una breve relación amorosa con un hombre que apareció fugazmente en su vida.
Los celos de Delia hacia la relación que Charlotte tuvo con ese hombre y los sacrificios que Charlotte está dispuesta a hacer por su pequeña, hacen su aparición y determinan el curso de la historia.
Charlotte renunciará a casarse, convirtiéndose en una solterona y Delia se hará cargo de la niña, sin que ésta conozca quien es su verdadera madre.
Melodrama en estado puro. Sin embargo, lo que convierte a “La solterona” es un excelente relato es la inteligente neutralidad con la que está escrita. Aquí no hay ni buenos ni malos: las reacciones o actitudes de las protagonistas son producto de una sociedad puritana, cerrada, de creencias éticas inamovibles, contra la que no pueden o no quieren luchar, ni se atreven a enfrentar, prefiriendo una vida de secretismos y apariencia.
Gracias Becaria!

Edith Wharton - Madame De Treymes


Madame de Treymes (Madame de Treymes) es una novela romántica de la escritora norteamericana Edith Wharton, autora de La edad de la inocencia, entre otras obras notables, y publicada en 1907.
La novela es su primera publicación tras el éxito rotundo de The house of mirth, y está inspirada en las impresiones de Edith Wharton sobre la sociedad francesa en la primavera de 1906. Madame de Treymes nos relata la historia de Fanny Freasbee, una esposa infeliz, casada con el lujurioso marqués de Malrive; y de John Durham, un amigo de la infancia, que se introduce en el entorno de Fanny, incitándola a reanudar su amor por él.
Este resumen brutal no expresa dos aspectos notables de la novela de Edith Wharton: Su feminismo moderado pero increíblemente sutil, y su aguda visión sobre ambas sociedades, tanto la francesa como la norteamericana. Su protagonista vive en la ambigüedad, entre las normas de la sociedad, rígidas y severas con las mujeres, y las sugerencias del corazón que, como muchos intuyen, escapan hacia una razón completamente diferente a la aplicable en las matemáticas, sin dejar de ser lógica.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Edith Wharton - Las Costumbres Nacionales

 

Ésta es la historia de Undine Spragg, a quién su padre obliga a marchar a Nueva York tras su escandalosa fuga y matrimonio con el joven Elmer Moffatt. Divorciada de él, pronto empezará su escala de ambiciones casándose con Ralph Marvell pero los conflictos matrimoniales no tardarán en aparecer. Después de dar a luz a un hijo de Marvell, Undine viaja a Paris. Allí conocerá al conde Raymond de Chelles y pronto le pedirá a su marido que pague la anulación papal a cambio de quedarse él con el hijo de ambos. Al no poder reunir el dinero, Marvell se suicida y Undine se casa con el conde, de quien también se divorciará. Undine volverá a casarse con su primer marido, Elmer Moffatt, ahora enriquecido, pero el hecho de ser una divorciada norteamericana impedirá que Moffat pueda acceder nunca a un cargo diplomático y hará que Undine vea el final de sus ambiciones.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Edith Wharton - Los Niños

Martin Boyne viaja a Italia, donde piensa encontrarse con la mujer que ama: Rose Sellars. En el barco, y por casualidad, conoce a un grupo de siete niños que resultan ser hijos e hijastros de unos antiguos conocidos de Martin, los Wheater. Destacan Terry, un niño enfermizo y sensible, y Judy, la mayor de todos: una niña de quince años que se ha erigido en madre de los demás. Los niños son ricos y salvajes, maleducados y nómadas, y solicitan la ayuda de Martin para que “haga algo” por ellos. En sólo dos escenas (una excursión a Monreale y la súplica de Terry), Martin queda comprometido con el futuro de los niños. Hará algo.
E intercede ante el matrimonio Wheater en cuanto el barco atraca en Venecia, aunque sin éxito. Los Wheater son imposibles y frívolos, y los niños parecen condenados a un futuro igualmente errático; pero Martin no puede quedarse. Debe ir a las puras cumbres de Cortina d’Ampezzo, donde su amada Rose Sellars, buena, comprensiva, elegante y perfecta, le espera en un refugio lejos del tiempo, el espacio, la vulgaridad y los hijos malcriados de los horribles nuevos ricos.

martes, 27 de marzo de 2012

Edith Wharton - La edad de la inocencia

Premio Pulitzer de Novela 1921
Al amable mundo de convenciones sociales estrictas en el que se mueve, aparentemente sin roces ni contrariedades, la alta sociedad de Nueva York de finales del siglo pasado, regresa de Europa la inquietante condesa Olenska. Independiente, osada, «diferente», Ellen involucrará muy pronto en su misterio a su joven primo Newland Archer y perturbará sin poder evitarlo el encanto de una vida social que ignora de manera voluntaria su inminente fin.En el fondo de esta extraordinaria historia de una gran pasión subyace el conflicto entre dos mundos : el de las viejas familias « patricias» norteamericanas y el de los nuevos ricos, quienes, al terminar la novela, se han apoderado ya de las costumbres y de los espíritus. Martin Scorsese extrajo de La edad de la inocencia una bellísima película que protagonizaron Michelle Pfeiffer, en el papel de la condesa Olenska, Daniel Day-Lewis y Winona Ryder