Mostrando entradas con la etiqueta David Eddings. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta David Eddings. Mostrar todas las entradas

sábado, 7 de marzo de 2015

David Eddings - Serie Cronicas De Belgarath 03,04,05




03 - La Luz Del Orbe


Ce'Nedra, la princesa imperial de Tolnedra, estaba desconcertada porque todo el mundo sabía que las historias sobre el Orbe, que protegía del diabólico dios Torak a los reinos del Oeste, eran simples leyendas, pero allí estaba ella, envuelta en una peligrosa misión para recuperar el Orbe robado.
En segundo lugar, también le desconcertaba la atracción que sentía por Garion, aquel muchacho que no era más que un humilde granjero, indigno de una princesa. Sin embargo, ¿por qué percibía aquella imperiosa necesidad de educarlo, de acariciar su cabello enmarañado y de consolarlo? Ahora, el joven se dirigía a una extraña torre, símbolo de todo lo que él consideraba maligno, para enfrentarse a  un temible y poderoso mago. Garion podía morir y ella nunca volvería a verlo, pero no había posibilidad de protegerlo.
Sin embargo, las palabras de Aldur y de lord Mara, dios de Maragor, habían dado a entender veladamente que Garion sería más poderoso que Polgara y que el mismo Belgarath, y que su papel era el más importante en el desarrollo de la profecía. Precisamente, durante la lucha de fuerzas mágicas entre Belgarath y Ctuchik, que era quien custodiaba el Orbe, el niño inocente, que había sido el único capaz de tocar este objeto sin quemarse.


04 - El Castillo De La Magia

Después de la muerte de Ctuchik se produjo un terremoto que destruyó la ciudad de Rak Cthol. Garion y sus amigos han de huir de Chtol Murgos mientras los nueve jerarcas grolims los persiguen con el poder de sus mentes. Pero la sombra de Garion viaja hasta el castillo donde aquéllos están reunidos y allí se produce una escena escalofriante:
"Garion se aproximó y atravesó con su puño de sombra el pecho del grolim. Pudo percibir los latidos de su corazón y la convulsión de sus pulmones mientras el jerarca contemplaba boquiabierto de horror el brazo que salía de su pecho.
—¿Vais a dejarnos en paz?— preguntó Garion, y de repente apretó el puño.
El jerarca gimió de dolor."
Una vez lograron liberarse de los grolims, Garion y sus amigos se encaminan hacia Riva, lugar donde el muchacho ha de descubrir a qué linaje pertenece y qué futuro le espera. Pero debían apresurarse para llegar hasta llegar hasta allí con el Orbe antes de la celebración del Paso de las Eras, y la travesía por el desierto, perseguidos por los soldados murgos, era sumamente peligrosa.
 Garion está convencido de que en Riva acabaría su intervención en aquellos trascendentales hechos, pero la profecía aún guardaba increíbles sorpresas para él y para la princesa Ce'Nedra.


 05 - La Ciudad De Las Tinieblas

Belgarath, Seda y Garion se dirigen hacia Mallorea, región donde se halla la Ciudad de las Tinieblas, así llamada porque el perverso dios Torak la destruyó y la cubrió con una perpetua nube negra. Entre las ruinas desmoranadas sólo queda en pie la base de una torre de hierro, la cripta donde Zedar vela el sueño de Torak. Du rante el viaje, los compañeros han de superar un sinfín de dificultades, pero la más grave es su encuentro con los morinds, un pueblo de clanes nómadas que suelen matar a los extraños que atraviesan sus tierras. Belgarath sostiene un duelo mágico contra un mori

lunes, 23 de febrero de 2015

David Eddings – Serie Cronicas de Belgarath 02 – La Reina de la hechiceria

Las leyendas narraban que el malvado dios Torak había ansiado obtener el poder el Orbe de Aldur, hasta que fue derrotado en una batalla final. Pero la profecía hablaba de un tiempo en el que despertaría e intentaría de nuevo dominar el mundo entero. Ahora, el Orbe ha sido robado por un sacerdote de Torak y ese tiempo terrible parece estar a punto de llegar. Belgarath el Hechicero y su hija Polgara siguen tras la pista del Orbe, para recuperarlo antes de que suceda el desastre definitivo. Los acompaña Garion, un sencillo muchacho del campo hasta hace unos meses, pero que ahora se ha convertido en centro de la pugna.voz j

jueves, 13 de diciembre de 2012

David Eddings - Serie:Crónicas de Belgarath 1

Gracias a antioquia
01 La senda de la profecía
Belgarath el Hechicero atravesó la tenebrosa Ciudad de la Noche bajo la forma de un gran lobo y guió a Cherek y a sus hijos hacia la torre de hierro de Torak, el dios Maldito. Una vez allí, Belgarath se transformó de nuevo en hombre y condujo a todos hasta los oxidados peldaños de una escalera por la que ningún hombre había subido desde hacía dos mil años.

Llegaron a la cámara donde Torak, el dios mutilado, permanecía adormecido y atormentado por el dolor, con su rostro horriblemente marcado y oculto tras una máscara de hierro, porque al principio de la existencia había querido dominar todo el mundo y para ello se apoderó del Orbe creado por Aldur.

Pasaron ante el dios y llegaron a la estancia donde el Orbe se hallaba oculto y protegido dentro de una urna también de hierro. Cherek urgió a Belgarath a tomar el Orbe, pero el Hechicero se negó. «Yo no puedo tocarlo. Si cualquier hombre con el más leve asomo de maldad en su interior trata de hacerlo, el Orbe lo destruirá de la misma manera que quemó a Torak. Sólo un ser de corazón puro podrá cogerlo para protegernos a todos del dios Maldito»