Mostrando entradas con la etiqueta Corin Tellado. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Corin Tellado. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de octubre de 2013

Corín Tellado - No me burlo de ti

Victoria Rendle disfrutaba de unos días de descanso alejada de las complicaciones que habían hecho aparición en su vida a raíz de su primer gran éxito como novelista. En poco tiempo había dejado de ser una joven promesa para convertirse en una escritora consagrada, en un nombre importante en la literatura argentina, pero estaba agotada y, a los dos meses de la aparición de su libro en el mercado, huyó de Buenos Aires para refugiarse en la estancia de sus padres. Aunque el viaje hasta allí era largo y cansado, estaba dispuesta a tomarse un mes de vacaciones y a afrontar los inconvenientes de su desplazamiento.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Corín Tellado - Mis pretendientes

La experiencia de una mujer que, sin saberlo, estaba enamorada de alguien ante cuya sola presencia sentía siempre una vaga sensación de malestar… porque su mirada era como fuego en su carne. La pasión, la ternura y el amor, como elementos que sitúan este relato en la mejor tradición de la auténtica "vuelo" «rosa».

Corín Tellado - Matrimonio obligado


"...El parque aledaño a las dependencias traseras del Deutsches Museum de Múnich parecía hervir de una febril actividad primaveral. El zumbido constante de abejas e insectos que libaban de los heliotropos y los cosmos plantados en los contenedores que rodeaban el edificio, el aleteo de las mariposas y de los pájaros, las voces que murmuraban apenas sobre aquel susurro vivo, creaban una deliciosa sensación de somnolencia y a la vez infundían unos deseos irreprimibles de unirse a aquella fiesta de sol y de flores..."

viernes, 14 de septiembre de 2012

Corín Tellado - Lo cuento como ocurrió

Cuando su padre abandonó el hogar, Anita tenía ocho años. Quedó traumatizada, encerrada en sí misma. La obsesión del padre la indujo a querer a Carlos Guzmán, un hombre mayor, que enamoraba jovencitas para sentirse joven. Por suerte para ella, Brasil, hijo de Carlos, la sacó de esta confusión y la volvió a la realidad. Brasil la amaba, y ella encontró en él lo que Carlos no le podía dar...