Mostrando entradas con la etiqueta Camilla Mora. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Camilla Mora. Mostrar todas las entradas

domingo, 11 de septiembre de 2016

Camilla Mora - Serie Corazones en Manhattan 1,2

01 - Corazon sin valor
Alex tiene cicatrices profundas en su alma y en su piel que atestiguan el pasado tortuoso vivido a
manos de su padre. En la actualidad es un hombre de éxito, y aunque ha logrado controlar su voz hablando en un tono tan bajo y pausado que produce escalofríos, todavía hay momentos en los que aflora lo que él considera un recordatorio de su sufrimiento: su tartamudez.

Samantha siente escalofríos cuando está frente a su nuevo jefe, aunque no logra distinguir si son por el odio o por la atracción que él le genera. Alex le otorga trabajos imposibles de concluir en la fecha que establece como límite esperando que claudique, y ella le demuestra su eficiencia en todo momento sin darse por vencida jamás. Sin embargo, él no está dispuesto a dar su brazo a torcer frente a esa mujer que le hace sentir como ninguna otra antes.

02 - Un beso imborrable
 Marcus Sanders, coordinador del departamento creativo de Hayworth Enterprise, tiene un pasado oculto que lo ha marcado a fuego y lo ha convertido en el hombre que es en la actualidad. Pero su vida gozaba de una cierta armonía hasta que la mujer destinataria de su odio más profundo se convierte en su ayudante, tambaleando sus días y dejando salir al oscuro Mark que mantiene a raya en su interior.
Keyla Hayworth, hija del presidente de Hayworth Enterprise, siempre ha anhelado demostrar su valía profesional y ser el orgullo de su padre, pero ese beneficio se lo robó Marcus en cuanto entró a formar parte de la empresa.
Desde que un hecho los sentenció a un camino de rencor y resentimiento cinco años atrás, Mark y Keyla han mantenido arduas contiendas verbales. Trabajar codo a codo hace que las guerras sean mucho más frecuentes, sin embargo, ninguno de los dos está preparado para el deseo que los envuelve en medio del campo de batalla y les obliga a plantearse la decisión de seguir siendo enemigos.