Mostrando entradas con la etiqueta Calista Sweet. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Calista Sweet. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de marzo de 2017

Calista Sweet - Solo Una Aventura

Para Carolina amor es el equivalente a una noche de buen sexo y diversión. Ha organizado una estupenda vida alrededor de su recién adquirido puesto de trabajo en una revista de moda, sus amigos y sus otras dos grandes pasiones: los animales y la música de los Rolling Stones.
Resuelta a evitar complicaciones, se dedica a ofrecer buenos consejos y disfrutar de las alocadas reuniones familiares que se organizan con más frecuencia de la que sería clínicamente recomendable. Porque mantener a salvo la salud puede convertirse en un reto cuando tienes una madre con una personalidad susceptible de arrollar a El Yeti y cinco hermanos menores cuyo pasaporte favorito es tomar el pelo al más pintado.
Si no fuera por el desahogo que supone su mejor amiga Elena, hace tiempo que Carolina se habría mudado al otro lado del mundo. Elena ejerce de bálsamo en el sentido más amplio de la palabra. Lástima que no pueda decirse lo mismo de su hermano.

Porque Hugo Fortes es el tipo más despreciable sobre la faz de la Tierra. Es zafio, estúpido, siempre está dispuesto a dar una réplica y tiene el sentido del humor de un orangután hambriento. Afortunadamente, nunca permanece en un mismo sitio el tiempo suficiente como para lamentarlo.
Al menos así ha sido hasta que se cruza por casualidad en el camino de Carolina.

¿Puede un prometedor fin de semana convertirse en una pesadilla?
Todo es posible cuando en el horizonte se vislumbra al temible Hugo.

jueves, 9 de julio de 2015

Calista Sweet - No me digas que no

Elena es una ejecutiva de bienes raíces, brillante, implacable, triunfadora. Ha cazado al novio perfecto, un exitoso abogado con gran proyección. Su familia está exultante: después de todo, la han criado para ser la mejor. Pero algo no acaba de encajar. De pronto, en ese mundo de culto a las apariencias, Elena empieza a sentirse ahogada. No sirven las clases de yoga, ni comer compulsivamente chocolate frente a la tele, ni el dineral que gasta en ropas y cremas para brillar en las discotecas. ¿Qué está ocurriendo? Es demasiado joven para tener una crisis de mediana edad. El día en que se descubre tironeando de una sudadera en rebajas en un supermercado como si le fuera la vida en ello, Elena se da cuenta de que algo no va bien. Y lo peor es haber sido observada por Dante, ese chico con ojos de fuego que, sin embargo, la mira como si pudiera desnudar su alma. Allí, en el supermercado, bajo las luces de neón, el tiempo se detiene y solo queda Dante, atractivo e irresistible, su mirada atravesándola. ¿Puede ser que Dante la entienda, que su sola presencia la calme, que sus brazos fuertes de repente parezcan el único y verdadero refugio?