Mostrando entradas con la etiqueta Brad Geagley. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Brad Geagley. Mostrar todas las entradas

viernes, 30 de noviembre de 2012

Brad Geagley - Profanadores de tumbas

El misterio plasmado en el libro está basado en las «transcripciones judiciales» más antiguas que se conocen, el llamado Papiro Judicial de Turín, Papiro Rifaud o Papiro Rollin.
Corre el año 1153 antes de Cristo. Las pirámides llevan en pie unos mil quinientos años, el rey Tut-ankh-Amón murió hace doscientos, y el reino de Cleopatra existirá dentro de más de mil años. Al norte, Aquiles, Áyax y Menelao combaten a los troyanos para conseguir el regreso de Helena.
Casi todos los personajes de esta novela están basados en personas que vivieron durante aquella época e intervinieron en los acontecimientos. Ramsés III, «el último gran faraón», gobernó Egipto con la ayuda del visir Toh, mientras que en el Lugar de la Verdad, los constructores de tumbas, Khepura, Aaphat y Hunro habitaban en moradas que todavía pueden visitarse en la actualidad. Sabemos incluso que cierto día Paneb persiguió a Neferhotep por la calle principal de la aldea.
Aunque he simplificado la grafía y los nombres egipcios para el lector moderno, he elegido llamar determinados templos y ciudades por los nombres que empleaban los propios egipcios. Así pues, Medinet Habu se convierte en el templo de Yamet, Dar al-Medina deviene el Lugar de la Verdad, el Valle de los Reyes pasa a ser la Gran Pradera, y así sucesivamente, excepción hecha de la ciudad de Tebas, nombre demasiado magnífico en sí mismo para sustituirlo por la denominación más correcta de Waset.