Mostrando entradas con la etiqueta Barbara Metzger. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Barbara Metzger. Mostrar todas las entradas

martes, 1 de octubre de 2013

Barbara Metzger - Una deuda con Delia




Una deuda con Delia
En el fragor de una batalla durante la guerra contra Napo-león, el mayor lord Tyverne resulta herido y atrapado tras la línea enemiga. Entonces un camarada casaca roja llega en su ayuda y le insiste para que escape hacia un lugar seguro. Más adelante y horrorizado al conocer la muerte de su salvador, Ty jura vivir para poder cumplir con el reto que le lanzó el joven soldado al despedirse: salvar la vida de otra persona.
Para pagar la deuda de honor, Ty ofrece su mano en ma-trimonio a la hermana del muerto. Ciertamente, Delia Croft está necesitada de ayuda, ya que la suma que percibe de su primo apenas es suficiente para suministrar vestido y comida para ella y las personas a su cargo. Pero Delia anhela una unión basada en el amor, no en la obligación, una unión en la que puede que el atractivo oficial ni siquiera crea….

Barbara Metzger - Escandalosos



Escandalosos
Barbara Metzger es autora de más de tres docenas de novelas románticas ambientadas en la Regencia, famosa por la trilogía ‘House of the Aces’ (próximamente en La Factoría de Ideas), así como orgullosa receptora del premio Romantic Times a toda una carrera para autores de este género. Cuando no está escribiendo novelas o leyéndolas, pinta, se dedica a la jardinería, trabaja como voluntaria en la biblioteca local y pasea por la playa en Long Island con su perrito Hero.

viernes, 20 de julio de 2012

Barbara Metzger - Cartas de una Moribunda



SI DEBIA MORIR, PRIMERO IBA A CULPAR A ALGUIEN... DE PREFERENCIA A UN ATRACTIVO ROMPE CORAZONES!
Delirando con fiebre, Rosellen Lockharte reúne todas sus fuerzas para escribir varias cartas en su lecho de muerte. Pronto todos aquellos que la han perjudicado se enterarán que en su momento final han sido perdonados por ella. Todos excepto él. Pero, por qué esperar al Día del Juicio para decirle al Vizconde Stanford que piensa que es el más atroz de los humanos?
LA DULCE VENGANZA DE LA MUERTE... PROPIA
Rosellen le escribirá cartas de despedida y de venganza a su tío, su odiosa prima, su tacaña patrona y al perverso hermano de su patrona. Y al hombre que estropeó su única esperanza de llevar una vida digna en Londres.
Qué mejor venganza que dejar que los demás carguen con el peso de su muerte en sus consciencias por el resto de sus vidas?
BURLÓ A LA MUERTE Y LA VIDA SE BURLA DE ELLA
Pero el destino le jugará una mala pasada. Pues Rosellen no sólo vencerá a la muerte, sino que ahora el mismísimo hombre que arruinó su vida quien - a regañadientes - ha venido a su rescate. Ni los ángeles del cielo podrían haber predicho el caos que se desatará a continuación, ni la magia del amor inesperado. . .

Un romance con toques de comedia negra? Imposible. No, con Barbara Metzger todo es posible.

domingo, 8 de abril de 2012

Barbara Metzger - Serie la casa de las cartas 1,2,3,










As de Corazones

Alexander Ace Endicott, conde de Carde, necesitaba una esposa que le proporcionara herederos para su condado, pero lo que jamás imaginó es que llegaría a prometerse con tres mujeres distintas casi al mismo tiempo. Por eso se vio obligado a hacer lo que cualquier conde respetable haría en su lugar: huir.
Es ahí cuando decide que es el momento de llevar a cabo la última voluntad de su padre: él y su hermano Jack le prometieron encontrar a su hermanastra, perdida mucho tiempo atrás. Pero esa búsqueda lo llevará hasta Nell, cuya delicada belleza suscitará su interés. Y cuando descubra que ella le corresponde, se verá obligado a calcular si dos amantes que no casan pueden formar una pareja ganadora.



 
 
 
 
 
 
 
Jota de treboles
Hace ya años que el joven Jack le prometió a su padre, en su lecho de muerte, buscar a la pequeña Lottie, su hermanastra desaparecida. Para llevar a cabo esta difícil empresa, Jack decide abrir un salón de juego y contratar crupieres jóvenes y hermosas, con la esperanza de que en algún momento su hermana se presente a pedir trabajo en su establecimiento. En cambio es Allison Silver la que llega a su vida. Y no va a ser fácil para esta estirada dama cumplir el encargo que le ha sido encomendado: debe llevar a Harriet, una niña de ocho años particularmente rebelde, a vivir con su nuevo tutor... que no es otro que Jack Endicott, el dueño de un salón de reputación más que dudosa. ¡Se admiten todo tipo de apuestas en esta desenfrenada partida del corazón...!

 Reina de diamantes
Barbara Metzger tiene una larga trayectoria como escritora. Sus novelas románticas han sido galardonadas con numerosos premios, entre ellos el RITA por Una deuda con Delia, el Romantic Times y el National Reader's Choice.
En kilómetros a la redonda no existe un alma que no haya oído hablar de la historia de la desaparecida lady Charlotte Endicott y la atractiva recompensa que acarreará su regreso sana y salva. Decenas de impostoras rubias y de ojos azules que afirman ser la muchacha han probado suerte en el casino de Jack Endicott, solo para ser rechazadas… Queenie Dennis, un diamante en bruto, podría ser la famosa Lottie. Y el destino da un giro cuando regresa al bullicio del beau monde y asume la identidad de una modista recién llegada de Francia. Queenie enseguida se convierte en la comidilla de la alta sociedad y llama la atención del atractivo lord Harking, que ha llegado a Londres en busca de unas reliquias familiares robadas.
«Si quieres reír a carcajadas, vivir un romance de ensueño y disfrutar de los paisajes ingleses, adelante...» —Revista Clara, sobre As de corazones
«Barbara Metzger se reafirma en su estilo con historias llenas de romanticismo, ternura y grandes toques de humor, en las que encontramos personajes humanos, imperfectos y llenos de temores, y aun así maravillosos» —Noche en Almack´s
«La reina de las novelas románticas humorísticas del periodo de la Regencia» —Publishers Weekly
«Su conocimiento del periodo de la Regencia, su sentido del humor, su habilidad para crear personajes de carne y hueso y enzarzarlos en batallas verbales y en amores apasionados la singularizan. ¡No te lo debes perder!» —Sensual