Mostrando entradas con la etiqueta Aldous Huxley. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Aldous Huxley. Mostrar todas las entradas

jueves, 13 de marzo de 2014

Aldous Huxley - La Filosofía Perenne



Philosophia Perennis: el término fue acuñado por Leibniz, pero el concepto es inmemorial y universal. Es la metafísica que reconoce una realidad divina en el mundo de las cosas, vidas y mentes; la psicología que encuentra en el alma algo similar a la realidad divina; la ética que pone la finalidad última del hombre en el conocimiento de la base inmanente y trascendente de todo ser.


Pueden hallarse rudimentos de la Filosofía Perenne en las tradiciones de los pueblos primitivos en todas las partes del mundo. Las primeras versiones escritas de este factor común de todas las teologías datan de hace veinticinco siglos, y desde entonces el tema ha sido tratado una y otra vez por todas las tradiciones religiosas. Aldous Huxley ha recogido en este volumen los escritos que ilustran mejor la idea de Filosofía Perenne, pero también los más destacables por su belleza y memorabilidad.

jueves, 16 de mayo de 2013

Aldous Huxley - Un mundo feliz

Sinopsis:
En este libro visionario escrito en 1932, Aldous Huxley imagina una sociedad que utilizaría la genética y el clonaje para el condicionamiento y el control de los individuos. En esta sociedad futurista, todos los niños son concebidos en probetas. Ellos son genéticamente condicionados para pertenecer a una de las 5 categorías de población. De la más inteligente a la más estupida: les Alpha (la elite), los Betas (los ejecutantes), los Gammas (los empleados subalternos), los Deltas y los Epsilones (destinados a trabajos arduos). "El mundo feliz" describe también lo que seria una dictadura perfecta que tendría la apariencia de una democracia, una cárcel sin muros en el cual los prisioneros no sonarían en evadirse. Un sistema de esclavitud donde, gracias al sistema de consumo y el entretenimiento, los esclavos "tendrían el amor de su servitud".

Aldous Huxley - Los demonios de Loudun


Sinopsis:
Talentoso e inteligente, culto y educado, tenaz y bien parecido, Urbain Grandier lo tenía todo para lograr el éxito en lo que sea que emprendiese. Eligió la carrera eclesiástica, y en ella, ninguna de sus cualidades fue suficiente para evitar que fuera quemado en la hoguera 16 años después de haber sido ordenado sacerdote, en el año 1633. Tras un proceso fraudulento, plagado de influencias personales subjetivas, y por una causa inexistente, Urbain Grandier, como muchos otros en aquellos tiempos, fue hallado culpable de herejía, torturado física y mentalmente hasta niveles qué sólo los humanos pueden desarrollar, y finalmente asesinado públicamente.
La historia (real) transcurre en una época en la que la Iglesia discutía el poder con la estructura política civil, teniendo en su seno, además, fisuras que comenzaban a marcarse cada vez más notoriamente. Las diferencias entre los jesuitas y la Soborna, al tiempo de los entredichos con los jansenistas, generaron conflictos a los que el clero secular sólo pudo poner fin con resoluciones drásticas en las que no mediaron ni discusión, ni diálogo. Por otra parte, la vida de los clérigos distaba mucho del ideal espiritual al que debían someterse para ejercer su misión de vivir y transmitir el evangelio.