Mostrando entradas con la etiqueta Adrian Goldsworthy. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Adrian Goldsworthy. Mostrar todas las entradas

domingo, 25 de enero de 2015

Adrian Goldsworthy - Antonio y Cleopatra

El apasionado romance de Marco Antonio y Cleopatra es una de las grandes historias de amor de todos los tiempos. Él fue el hombre más poderoso del mundo romano durante un tiempo, hasta su derrota por el joven frío y calculador Augusto, que después se proclamaría primer emperador de Roma. Ella fue la inteligente, ambiciosa y bella reina del reino egipcio. Juntos vivieron un lujoso esplendor, lucharon por un imperio que perdieron y acabaron quitándose la vida. Dos mil años de imaginación romántica han sepultado una verdad aún más interesante. Antonio no era sólo un soldado, y de hecho tenía poca experiencia y dotes militares; su subida al poder tuvo más que ver con sus aptitudes políticas y con el azar. Cleopatra no era una egipcia cualquiera, sino la última reina de una dinastía creada por uno de los generales de Alejandro Magno. Sólo gracias al apoyo romano, y concretamente gracias César y Antonio, sus amantes, pudo mantenerse en el poder en una corte en la que el mayor peligro eran los rivales de su propia familia y el asesinato era cosa habitual. La historia de Antonio y Cleopatra es la del choque de dos culturas, una historia de ambición y crueldad y también de pasión humana. Adrian Goldsworthy nos descubre los verdaderos hechos de esta famosa pareja. Quizá no sea la crónica que esperábamos pero sin duda es tan fascinante como el mito.

sábado, 16 de febrero de 2013

Adrian Goldsworthy - La caida del imperio Romano

Sinopsis:
Como ya advierte el título, el ensayo que nos ocupa profundiza en una de las cuestiones más polémicas y estudiadas de la Historia: la decadencia y caída del Imperio Romano. Una cuestión que ha interesado y preocupado desde tiempos de San Agustín, y que tuvo una de las primeras aproximaciones más profundas en los seis tomos de Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano, de Edward Gibbon, allá por el siglo XVIII. Desde que el autor británico plasmara sus ideas sobre el particular ha llovido mucho, y muchos otros autores han ido sumando nuevos trabajos sobre la cuestión. Sin embargo, el trabajo de Goldsworthy cuenta con un interés especial: ha visto la luz en un momento histórico que, para muchos autores, guarda enormes similitudes con el periodo estudiado en el libro. Una cuestión esta que el autor británico no deja pasar, pues son evidentes en ocasiones sus intenciones de trazar paralelismos con los Estados Unidos.
El trabajo de Goldsworthy arranca en las postrimerías del siglo II d.C., y desde allí examina al detalle todas las cuestiones que dirigieron a la caída del Imperio, haciendo hincapié tanto en los problemas internos como a los externos, analizando el cisma que supuso la división entre Oriente y Occidente (el autor se centrará de forma particular en éste último) y abordando cuestiones como el papel de los cristianos o los bárbaros.
En cuanto al público al que va dirigido, La caída del Imperio Romano está realizado en tono divulgativo, aunque no nos parece especialmente apropiado para un lector no interesado especialmente en la cuestión y sin conocimientos previos sobre la misma, pues en el fondo se acerca más a un formato académico. Por el contrario, los amantes de este periodo histórico disfrutarán con su lectura, pese a que el algunos momentos se produzcan altibajos en su planteamiento e interés. En lo que respecta a la edición, ésta es muy cuidada –como suele ocurrir con la mayoría de los títulos de La Esfera–, con tapa dura, sobrecubierta y dos pliegos interiores: uno a color, que quizá resulte prescindible, y el segundo que reproduce mapas muy completos, lo que en este caso sí se agradece, pues facilita la comprensión de ciertas cuestiones. En definitiva, un libro imprescindible en tu biblioteca.