jueves, 26 de mayo de 2016

Myreia S. Vaquero - Mientras yo te espero

La historia de amor de Alma es diferente a todas las demás. Para empezar, ni siquiera sabe si es de verdad. Ella no tiene un nombre al que llamar. Le falta un cuerpo al que abrazar. Echa de menos unos labios a los que besar. Sin embargo, Alma confía en los presentimientos desde el primer momento. Porque apuesta por las emociones. Porque vivir es sentir. Porque al final, creer en el amor se convierte en una necesidad.